Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Julián Ricalde Magaña, candidato a senador por la alianza Quintana Roo al Frente señaló aquí la necesidad de diseñar un sistema fiscal que promueve el desarrollo económico y social, que estimule la inversión, el ahorro interno y distribuya la riqueza de manera equitativa, que favorezca el ingreso de las familias colocándolo como una prioridad por encima de los ingresos del gobierno, convirtiéndose en un verdadero instrumento de desarrollo nacional. 

Señaló también que en el establecimiento de una política fiscal integral orientada al bienestar social de las familias y al desarrollo económico, es fundamental que el manejo de las finanzas públicas se desarrolle de  forma transparente, responsable, eficaz y eficiente, evitando duplicidades y estableciendo con claridad y justificación los rubros en los que será aplicado el gasto público. 

También te puede interesar: Necesaria la armonización legislativa en materia de discapacidad

 En compañía de Trinidad García, candidata a presidencia municipal. Julián Ricalde afirmó que se debe establecer como criterio rector del gasto público el máximo beneficio para la población mexicana, que tenga un efecto directo en la redistribución de la riqueza en todas las regiones del país y evitar actos de corrupción en la asignación del mismo.

El candidato a senador consideró necesario replantear las políticas del gasto público para que se gaste mejor y de manera más racional, prestando servicios de mejor calidad y más oportunos a los mexicanos, y se impulsen y promuevan el crecimiento equilibrado y el desarrollo social. 

Dijo también que se debe mejorar la distribución directa de lo recaudado entre los diferentes órganos de gobierno con mecanismos adecuados de control, transparencia sobre el origen del ingreso y el destino de los gastos, y rendición de cuentas, manteniendo una coordinación fiscal efectiva y eficaz.