Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La noche del sábado se presentó en la Plaza de Toros de Cancún el cantante puertorriqueño Luis Fonsi dentro de su Love + Dance World Tour y como era de esperarse puso a bailar a los cancunenses con uno de sus más grandes éxitos “Despacito”.

Fanáticos del cantante se dieron cita en la plaza y poco menos de la mitad del recinto estaba ocupada, la cita estaba planeada para las 9 de la noche; sin embargo, fueron 45 minutos que la gente esperó paciente hasta que las notas de la canción que Fonsi cantó a dueto con Daddy Yankee comenzaron a sonar y minutos después apareció en el escenario el cantante, quien sin más abrió su concierto con “Tanto para nada” y “Corazón en la maleta”.

También te puede interesar: Orquesta Sinfónica de niños prepara concierto

Agradeció poder presentar los temas de su más reciente material discográfico en Cancún y prometió deleitar a sus seguidores con temas que lo hicieron grande en sus inicios y hasta la actualidad.

El público recibió al cantante con aplausos cariñosos aunque fueron varios temas que pasaron sin pena ni gloria, ya que los asistentes no sabían ni el nombre de sus canciones; sin embargo, cada vez que Fonsi se dirigía al público volvía a encender la euforia y hacía que disfrutaran cada minuto del concierto.

En un momento Fonsi recordó a su pequeña hija Micaela e interpretó un tema con el que pidió a los asistentes dedicaran a quienes no estaban presentes y continuó con “Quien te dijo eso”, “Llueve por dentro” y “Llena de amor”.

De nueva cuenta el público se puso de pie al escuchar “Party Animal” y una vez más con “Échame la culpa”, tema que interpretó a dueto con Demi Lovato, quien apareció de manera virtual al fondo del escenario y entre esas canciones Fonsi ofreció dos covers Claridad y Las Flores de Menudo y Café Tacuva respectivamente.

Entre el público asistente hubo personalidades como la señora Elvia Estrada de Barba y famosos como Christian de la Fuente, gran amigo del cantante y Juan Soler y Maki quienes cuidaban a sus hijas, quienes bailaron y cantaron eufóricas el gran éxito Despacito, con el que se despidió de Cancún y abandonó el escenario.

El fin del concierto llegó y la gente comenzó a salir del recinto, pero Fonsi regresó para cantar “No me doy por vencido” y una clásica de Soda Stéreo, “De música ligera” justo a las 11:15 de la noche.