Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Ha pasado un año desde la balacera que dejó un saldo de seis personas muertas en lo que era el antro conocido como Blue Parrot, un hecho de sangre cuyos informes de la investigación no han sido revelados por las autoridades ministeriales.

En aquella mañana del 16 de enero de 2017, la población de Playa del Carmen amaneció con la noticia, calificada por muchos como la peor tragedia en la historia del destino turístico, de que en la clausura del festival de música electrónica BPM celebrada en el Blue Parrot, se perpetuó un ataque armado que dejó, además de personas fallecidas, una veintena de heridos.

También te puede interesar: Rocas de Blue Parrot serán retiradas de la playa

Las primeras versiones en la madrugada de ese lunes comenzaron a salir a la luz tan pronto la calma comenzó a llegar para algunos, incluso la atención de los medios nacionales e internacionales se centró en la matanza de la calle 12, punto donde estaba el antro; sin embargo, 365 días después del lamentable suceso, no hay un esclarecimiento del caso.

De acuerdo con peticiones de información hechas tanto a la Fiscalía General del Estado, como a la misma Procuraduría General de la República (PGR), los informes no pueden ser dados a conocer debido a que las pesquisas aún continúan, según respuestas que han dado ante preguntas formuladas por medio de la unidad de vinculación de Transparencia. Asimismo, en otras solicitudes realizadas no dan información alguna acerca de detenidos por el caso.

Las peticiones de información se realizaron a finales del año pasado y corresponden a los siguientes números de oficios y folios: FGE/DFG/VFG/UT/683/2017, PGR/UTAG/DG/001916/2017 y 00899217.

Aunque ya hay dos permisos autorizados para demoler el sitio, estas anuencias no han sido recogidas en la Dirección de Desarrollo Urbano, informó ayer una fuente en la dependencia. Actualmente lo que era el Blue Parrot luce abandonado y con algunos tablones, con los que han resguardado el sitio, a punto de colapsar.

“Bueno, es un aniversario triste y nos recuerda que esos hechos no deben jamás repetirse. Ahora hay que tener en cuenta que nuestro vecino del norte ha quitado del “warning” a nuestro destino. Este cambio en el gobierno estadounidense se debe a las campañas presenciales que hizo el gobernador conjuntamente con la Secretaria de Turismo (…) respecto a los resultados de las investigaciones efectivamente seguimos sin respuesta”, sostuvo en torno al tema, María Elena Mata Pineda, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial.