Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El exgobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid, continúa en hospitalización médica en la clínica particular Independencia en Chetumal, en tratamiento por su Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del exgobernador, confirmó que el estado de salud de su padre es “estable”; sin embargo sigue bajo observación del cardiólogo y neumólogo.

Explicó que ayer recibiría un nuevo diagnóstico por parte del doctor Sergio Gómez Izquierdo, el cual revelaría el estado de salud general de Villanueva Madrid, pues la principal preocupación es la EPOC que padece.

También te puede interesar: Quieren a Villanueva de vuelta al penal psicosocial

Dentro de las consideraciones médicas, la cuestión de circulación de la sangre aún es una de las principales preocupaciones pues sus extremidades se marcan con la tela de la ropa que utiliza, a pesar de no hacer mucha presión.

Algunos de los factores que ayudan al ánimo del exmandatario estatal, es el apoyo emocional que recibe por parte de sus familiares, a pesar de las afecciones cardiacas y pulmonares.

“Mi padre está estable afortunadamente, los doctores le están dando los cuidados que requiere para que haya un mejoramiento en su salud, esperamos que logre una recuperación y no haya decaimiento”, dijo.

Desde el 22 de junio de este año, fecha en que ingresó a la clínica Independencia, ha recibido los cuidados médicos que requiere y que no había recibido de manera adecuada en los centros penitenciarios anteriores; aunado a que el nivel del mar ha contribuido a estabilizar sus problemas de hipertensión y cardíacos.

En tanto la autoridad no determine lo contrario, permanece bajo observación médica; ayer, Carlos Mario Villanueva Tenorio, recibiría un diagnóstico nuevo por parte del doctor Sergio Gómez Izquierdo que determina el estado de salud general.

En cuanto a la cuestiones legales y en tanto las autoridades no determinen lo contrario, se encuentra cobijado por un amparo promovido por sus abogados, así como la petición de arraigo domiciliario, desde el 26 de julio de este año, ante un Juez de Distrito, del Poder Judicial de la Federación.