Eva Murillo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ante el número de robos entre alumnos, la carencia de respeto hacia los profesores y hacia su misma persona, el subsistema educativo Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos II (Cecyte) en Cancún, implementó un taller para padres y capacita a sus maestros para que acompañen a sus alumnos en las problemáticas que enfrentan.

Jessica Zaldívar Hernández, subdirectora del plantel, resaltó que en su caso el problema de alumnas embarazadas disminuyó considerablemente a diferencia de hace nueve años cuando el nivel era alto, ahora tienen por mucho a nueve alumnas en estado de gravidez en todo el plantel.

También te puede interesar:  Parque del Kilómetro Cero 'en problemas': lluvias retrasan obras

Lo que ahora enfrentan es la falta de valores en la mayoría de los alumnos, quienes no muestran respeto por nadie, incluso, ni por ellos mismos, no conocen en sentido de compañerismo al grado de que han tenido que instalar cámaras de vigilancia para en caso de una conducta incorrecta tener pruebas a la hora de aplicar una sanción.

El problema, dijo, se genera desde casa, pues han sido testigos de la escasez de respeto que los alumnos tienen hacia sus padres y estos permiten que el joven sobrepase el límite de permisividad al dirigirse a ellos.

Otro obstáculo es la falta de preparación del docente para saber contener y atender el caso de muchachos intolerantes a las reglas, pues con el argumento de que no son psicólogos se cierran al acompañamiento del alumno y ponen una barrera que incentiva la rebeldía.

El problema se genera desde la casa, pues han sido testigos de la escasez de respeto que los alumnos tiene hacia los padres.

Para acabar con esa problemática, el Cecyte II emprendió el taller para padres y madres, pues el plan es motivarlos a que fomenten valores en sus hijos y en ellos mismos, explicarles la importancia de estar cerca de ellos y establecer límites y reglas en casa.

“Hay que empezar a atacar el problema desde casa, con ejemplos y quien mejor que sus papás”, señaló la docente.

Por otro lado, los maestros también asisten a talleres y pláticas en las que analizan las formas en que deben tratar a un joven rebelde en el salón, pues en el aula no sólo son maestros, también son formadores de personas y tiene mejores resultados hablar con ellos que aplicar castigos.

Por otro lado, el profesor Antonio Granados Moreno, subdirector del Colegio de Bachilleres Plantel 1, reconoció que aunque la deserción escolar y embarazos de adolescentes están presentes no son considerados un foco rojo en la institución, pues son pocos los casos que presentan.

Detalló que los alumnos traen una meta de vida y eso los centra en los estudios, pero no los exenta de enfrentar problemas en casa, en donde si bien los padres están presentes, por motivos laborales la convivencia es poca.

De ahí que la dirección general de Bachilleres inició pláticas masivas para padres de familia y alumnos donde motivan la convivencia y explican la importancia de estar cerca el uno del otro.