Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- “El Crucero”, especialmente la Supermanzana 66, es donde se concentra el mayor índice de prostitución, vendedores de piratería, ambulantaje, “cuarterías” y terminales de autobuses de segunda, es una zona que están tratando de controlar las células de la delincuencia organizada, la pelea por el control del lugar ha desatado los últimos hechos de violencia, donde cinco personas han sido ejecutadas, dos de ellas, víctimas colaterales, según dio a conocer el fiscal del Estado, Miguel Ángel Pech Cen.

Los grupos delictivos se están reacomodando en la ciudad, es una reacción por la detención de algunos jefes de estos grupos delictivos en los últimos meses, señaló el funcionario estatal.

También te puede interesar: Crimen ejecuta a tres vendedores en ‘El Crucero’

Parte de este reacomodo es el intento de ejecución a un trabajador de la empresa Autotour Acosta, las tres personas asesinadas en la banqueta de la tienda “Del Sol”, dos de ellas colaterales, y los dos que fueron ejecutados sobre la avenida Tulum, donde cuatro más resultaron heridos de bala, todos estos hechos fueron en una semana y en la Supermanzana 66.

La tarde del pasado miércoles, sujetos armados perseguían a un individuo, le dieron alcance frente a la tienda Del Sol, ahí le dispararon, pero las balas también lesionaron a otras dos personas, es la versión oficial de la Fiscalía.

Los tres murieron, en el lugar quedó el cuerpo del que perseguían los sicarios y un vendedor de gelatinas, en el hospital falleció el esposo de una vendedora de antojitos.

El fiscal señaló que hay señalamientos de que la persona que seguían los pistoleros estaba metido en tema de narcomenudeo.

Incluso el sujeto un día antes había sido detenido por elementos de Seguridad Pública y fue puesto a disposición del Juez Cívico, pero como la parte agraviada no se presentó a denunciarlo, lo tuvieron que dejar en libertad.

Al momento de que lo ejecutaron tenía puesta la misma ropa de cuando lo detuvieron los elementos preventivos y de acuerdo a la mecánica de hechos, los sicarios solo iban contra él, señalaron las autoridades ministeriales.

En la zona donde quedaron los cuerpos de estas personas hay veladoras y flores, los vendedores de piratería, ambulantes, checadores de combis y gente que camina por la zona están al pendiente de cada persona que se acerca al lugar de la ejecución.

“Ahí está la foto para que te levanten”, se escucha un grito mientras son tomadas unas gráficas de la ofrenda que dejaron personas que conocían a los occisos.

Cerca de ahí, a la vuelta, sobre la avenida Tulum, frente al lote 3, manzana 8, una puerta de metal permanece cerrada y asegurada con cinta amarilla. Es el sitio donde la noche del pasado jueves se registró una doble ejecución y cuatro lesionados.

Sobre la banqueta murió un sujeto que aún no es identificado, tiene tatuajes en varias partes del cuerpo, el más sobresaliente es uno en la pierna derecha “Soy un desmadre vato loco”, murió de un balazo en el costado izquierdo del tórax.

El segundo cuerpo fue identificado como José N, al parecer vendedor de piratería, presentó varios impactos de bala en el pecho del lado izquierdo, otro en el brazo del mismo lado y uno más en la espalada del lado derecho.

En el lugar, los peritos levantaron siete casquillos percutidos calibre 45 que fueron entregados al laboratorio balístico.

Los lesionados, todos heridos de bala, fueron identificados como Nicolás N, de 30 años; Alma Rosa N, de 27 años; Luis N, de 32 años y Juan N, de 25 años, se encuentran estables en el Hospital General.

Estos hechos se registraron a las 21:21 horas del pasado jueves, sobre la avenida Tulum, frente a la estética “D´Clarita”.