Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El albergue para víctimas de violencia, que se localiza en Playa del Carmen, ha atendido a las primeras 21 familias, a una incluso se le apoyó para su traslado a otro estado, dio a conocer Miguel Ángel Pech Cen, fiscal del Estado, en el marco de la inauguración del Centro de Justicia para Mujeres (CJM), cuyas instalaciones están ubicadas en el mismo edificio donde está la Fiscalía Especializada en Atención para la Mujer y Razón de Género (Feamrg), sobre la avenida Miguel Hidalgo, en la Región 94.

Al evento, llevado a cabo ayer al mediodía, asistió el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, en donde se dio a conocer que el Ayuntamiento de Isla Mujeres dará un espacio al CJM para la instalación de otro albergue donde se les dará apoyo a las mujeres víctimas de la violencia.

También te puede interesar: Gobierno borgista desprotegió a las mujeres

La fiscal de la Feamrg, Guadalupe Reyes Pinzón, señaló que les autorizaron ocho millones para la construcción del segundo nivel, de los cuales, 63 mil pesos fueron devueltos a la federación.

El proyecto es un edificio de tres niveles, pero ahora les toca realizar las gestiones necesarias para que les liberen los recursos y continuar con la tercera etapa, en donde albergará la Unidad de Análisis de Contexto para el estudio de la violencia.

El fiscal del Estado, Miguel Ángel Pech Cen, señaló que dicha unidad estará integrada por victimólogos, sociólogos, criminólogos, pedagogos, antropólogos sociales, entre otros, quienes se encargarán de realizar estudios y trabajos para erradicar la violencia de género.

En los próximos días autoridades federales llegarán a esta ciudad para realizar auditorías y evaluar que tanto el CMJ como la Feamrg estén utilizando los protocolos.

Reyes Pinzón dijo que esta fiscalía atiende 23 delitos, de los cuales dos son de alto impacto como la trata de personas y los feminicidios, de los cuales ya han obtenido cuatro sentencias condenatorias en todo el estado.

Los delitos de mayor incidencia en Benito Juárez son la violencia familiar, incumplimiento de las obligaciones familiares, abuso sexual y violación, aseguró la fiscal.