Raúl Balam/SIPSE
KANTUNILKÍN, Q. Roo.- Armando Jiménez Magaña, persona que tiene puesto en jaque a las familias de la colonia Miguel Borge Martín, por cometer varios robos en domicilios al grado de que ha golpeado a sus familiares, fue trasladado en un centro de rehabilitación en la ciudad de Cancún.

José Febles Cordero, integrante de un comité de seguridad de ese sector poblacional, explicó que la decisión fue de las familias de exigir a las autoridades que saliendo de la cárcel local, turnarlo inmediatamente por espacio de seis meses a un centro de alcohólicos y drogadictos, con la finalidad de apoyarlo para su rehabilitación.

También te puede interesar: Denuncian amenazas de persona agresiva

Dijo que en un inicio las familias querían tomar medidas drásticas como la de lincharlo y hasta quemarlo, usando usos y costumbres, ya que las autoridades ministeriales argumentan que la nueva ley de justicia penal no pueden detenerlo de manera definitiva y que esté en los separos a pesar del consentimiento de su familia.

“Imagínate hasta sus seres queridos piden que no salga esta persona, porque temen por su seguridad y en el caso de varios vecinos han sido víctimas de robos de pertenencias y eso enojó a las familias”, agregó.

A temprana hora las familias de la colonia acudieron a las instalaciones de Seguridad Pública para presenciar que sea trasladada la persona a la ciudad de Cancún; aunque su esposa se opuso, pero por fin el juez tomó la decisión de realizar toda la documentación con la autorización de varios de sus familiares.