José Luis Toledo Medina, “Chanito”, es el inminente candidato externo del PRD a la alcaldía de Cancún que ha sido más exigido desde que la dirigencia nacional del Sol Azteca lo seleccionó como el candidato idóneo para disputar el poderoso y complicadísimo municipio norteño, contando con el respaldo del PAN y del Movimiento Ciudadano.

La primera asignatura compleja del diputado federal que voló del nido priista consiste en desactivar el único foco de inconformidad representado por Emiliano Ramos Hernández, su combativo adversario en la contienda interna. El diputado perredista con licencia temporal ha impugnado la candidatura de Chanito Toledo, agotando todos los recursos legales con una ofensiva nada sorprendente que este domingo recibió un mensaje político muy oportuno.

Chanito Toledo ofreció su “mano franca” y tendió un puente de diálogo con Emiliano Ramos con un oficio político exigido de inmediato para calmar las aguas y consolidar en cada línea de combate una alianza que en pocas lunas saldrá al campo de batalla para enfrentar al partido moreno de Andrés Manuel López Obrador.

Jorge Aguilar Osorio –dirigente estatal del PRD– y Eduardo Pacho Gallegos –líder del PAN en Cancún– acompañaron a Chanito Toledo en un desayuno privado que fue aprovechado por los reporteros para conocer la postura del seleccionado candidato externo del PRD que desactivó señalamientos sobre su residencia en ese polo turístico.

Jorge Aguilar y Eduardo Pacho respaldaron con convicción a Chanito Toledo, enviando un mensaje de unidad ante el desafío electoral que se avecina y que no permite flancos vulnerables o focos de reclamo de largo aliento. Entre los tres fue evidente el ánimo para construir de inmediato, conscientes de la complejidad del desafío electoral.

Los líderes del PAN y PRD no dejaron de resaltar las características este escenario inimaginable hace 18 meses, cuando José Luis Toledo formaba parte del ejército tricolor y estaba fresca su participación como precandidato a la gubernatura.

Hoy Chanito Toledo ha tendido su “mano franca” a Emiliano Ramos y la pelota está en la cancha del diputado perredista que en los próximos días tendrá que cerrar filas por el bien de la coalición retadora.