Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Rodrigo Orozco Cortés, atleta quintanarroense de Luchas Asociadas ya se ha fijado el objetivo de conquistar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se disputarán en octubre en Argentina.

En días recientes, el gladiador chetumaleño conquistó la medalla de oro en el Campeonato Panamericano de Cadetes, en la disciplina de Luchas Asociadas, lo que representó el boleto para participar en la edición 2018 de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

También te puede interesar: Quintanarroense gana oro y pasa a los Juegos Olímpicos

Recién arribó a Chetumal, su tierra natal, Rodrigo Orozco apenas tuvo unos instantes para relajarse y de inmediato se metió de lleno a los trabajos en el gimnasio.

A pesar del arduo trabajo, Rodrigo Orozco Cortés, se tomó unos minutos para platicar en exclusiva con Novedades Chetumal y fue claro en señalar que su próximo objetivo es repetir la hazaña, pero ahora en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

“Me siento muy feliz por la medalla que conseguí, para mí eso era un sueño que ya cumplí y ahora veo para adelante y mi próximo objetivo es la medalla de oro la próxima competencia internacional, donde participarán luchadores de todo el mundo”, dijo.

Esta justa mundial se llevará a cabo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en el próximo mes de octubre, pero antes, Rodrigo Orozco Cortés deberá competir y demostrar su poderío en la Olimpiada Nacional, que se llevará a cabo en próximos días en la ciudad de Querétaro y donde, por obvias razones, es firme candidato para traer la medalla de oro.

El entrevistado recordó que apenas hace un año salió por primera vez de su estado para competir y lo hizo precisamente para representar a México en el Panamericano de Cadetes, donde consiguió medalla de bronce, luego de una gran actuación.

La importancia de esta presea se tradujo en que fuera reconocido con la medalla al Mérito Deportivo del municipio de Othón P. Blanco “Efraín Aguilar Marrufo”, lo que, para él, representó un compromiso para seguirse preparando.

Ahora, Rodrigo tiene claro lo que quiere y, confía en que, con el esfuerzo y el invaluable apoyo de su madre y de sus entrenadores, regresará a su hogar portando una medalla olímpica.

“Tengo que esforzarme al máximo para poder cumplir este nuevo sueño y traerle a mi madre otra medalla de oro”.