Javier Ortiz/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los hoteles de la entidad esperan 92% de ocupación la próxima temporada vacacional y el arribo de al menos dos millones 300 mil turistas, que representa un 1.5% por encima de la tasa anterior.

Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo en el estado de Quintana Roo, aseguró que desde hace ocho meses los hoteles de la entidad comenzaron a recibir reservaciones, por lo que se espera un período exitoso, donde predomina el turismo nacional además de Colombia, Brasil, Canadá y Argentino, el flujo de turistas de esas naciones registra crecimiento del 13%.

También te puede interesar: Casi agotadas las reservaciones por vacaciones en Bacalar

Dijo que al año ingresan ocho mil 300 millones de dólares por el turismo que llega a la entidad a conocer los diferentes destinos turísticos, incluyendo el sur de la entidad que ya cuenta con nuevos productos.

Indicó que con el ánimo de seguir impulsando la actividad turística en esta zona del estado, se están inyectando recursos para mejorar la infraestructura de algunos sitios como Calderitas y Bacalar.

En el caso de Calderitas perteneciente al municipio de Othón P. Blanco, anunció que este año se invertirán seis millones de pesos para rehabilitar la infraestructura del balneario, los andadores y la parte de la playa, que actualmente presenta deterioro.

En el caso de Bacalar, se refirió a la Plaza Artesanal y Artística que se está construyendo en el espacio que ocupaba la antigua delegación, ubicada en contra esquina del parque principal, el cual consideró, será un plus para el Pueblo Mágico.

Indicó que se está buscando mejorar la conectividad de la capital del estado con otras ciudades como el caso de Monterrey, para lo cual están en pláticas con Viva Aerobús, para implementar un vuelo diario entre estas dos ciudades.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo, el estado de Quintana Roo mantiene una oferta de 99 mil 051 cuartos y mil 34 hoteles que mantienen un ritmo de crecimiento de 8.4% anual, tres aeropuertos internacionales, una red de carreteras, marinas, muelles, campos de golf y 18 zonas arqueológicas abiertas al público, incluyendo Tulum, considerada la segunda con mayor flujo de visitantes en México.