Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los jóvenes, incluyendo universitarios, continúan siendo el sector más propenso al suicidio en Quintana Roo, al concentrar el 31% de los 131 casos reportados en toda la entidad, durante el año 2017.

De acuerdo a las estadísticas del C4, el rango de mayor suicidio fue de los 20 a los 29 años, con 41 casos; seguido por la población de entre 30 y 39 años de edad.

También te puede interesar: Fracasan programas preventivos en suicidios

En  2016, el mayor rango de suicidios se dio también en el mismo grupo de población (20 a 29 años de edad) al registrar 39 casos de 129 suicidios.

Ante esa situación, la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), formó un grupo de jóvenes llamados “Guardianes informados”, quienes estarán trabajando en promover entre los mismos estudiantes ambientes propicios para un desarrollo personal e integral, libre de todo tipo de adicción y sin riesgo de suicidios.

En el Auditorio Yuri Knorosov, se llevó a cabo la toma de protesta de los jóvenes que estarán llevando a cabo dichos trabajos liderados por el Centros de Integración Juvenil (CIJ).

María de Guadalupe Cuéllar Espadas, directora General de Bienestar Estudiantil de la Uqroo, dijo que este tipo de trabajos tiene como finalidad prevenir los suicidios, destacando el vital papel de los jóvenes para promover una cultura contra este flagelo social que cada año ha ido en aumento en todo el Estado, desde menores de 15 años hasta en personas mayor de 65.

Indicó que este tipo de trabajo conformado por jóvenes es parte de la sinergia que existe para trabajar y prevenir los suicidios en los jóvenes universitarios.

Guadalupe Elena López, presidenta del Colegio de Psicólogos, destacó que los casos de suicidio juvenil son un síntoma de una enfermedad de todo el cuerpo social y por tanto todo se tiene que contribuir a prevenir y combatir la amenaza.

En 2017 se reportó en Quintana Roo más de 500 intentos por quitarse la vida en 10 de los 11 municipios de la entidad. La única excepción fue el municipio de Lázaro Cárdenas.

Los municipios donde se dieron más intentos de personas por privarse de la vida fue el Benito Juárez con 236 casos; seguido de Othón P. Blanco con 144 casos; Solidaridad, con 65; y Cozumel, con 62.