Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Secretaría de Salud en el Estado mantiene bajo hemodiálisis a 45 personas con insuficiencia renal, la mayoría de ellos a consecuencia de la diabetes. En Quintana Roo, diariamente, 9.9 personas se vuelven diabéticas.

De acuerdo a la Secretaría de Salud (Sesa), la hemodiálisis es una técnica que sustituye las funciones principales del riñón. El paciente es conectado a una maquina mediante la cual se extrae sangre que es conducida a la maquina especialmente diseñada para depurarla, eliminando de ella lo que el riñón no puede (toxinas), y la devuelve al paciente en condiciones adecuadas.

También te puede interesar: Quintana Roo en los primeros lugares de... ¡obesidad!

Actualmente, el Seguro Popular observe los gastos de este proceso que de manera particular es bastante elevado. El paciente requiere de dos a tres sesiones por semana. Cada sesión puede tener un costo de entre ocho y 15 mil pesos en una clínica particular.

Alejandra Aguirre Crespo, titular de la Sesa, indicó que los hospitales de Chetumal, Cozumel y Playa del Carmen están equipados para el tratamiento a pacientes con insuficiencia renal.

Explicó que la hipertensión y, principalmente la diabetes, son las causantes de provocar daño a los riñones, y la hemodiálisis es fundamental para los pacientes con insuficiencia renal.

Destacó que actualmente 45 personas son atendidas en hospitales de la Secretaría de Salud, de los cuales 28 son pacientes en Chetumal, nueve de Playa del Carmen y ocho de Cozumel, a quienes se les practica hemodiálisis de dos a tres veces por semana.

Reconoció que las personas con insuficiencia renal, si no reciben a tiempo el tratamiento y la atención médica, pueden tener complicaciones letales.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), solo en el presente año se han registrado mil 804 nuevos casos de personas diabéticas. Considerando los 181 días transcurridos hasta el 30 de junio del presente año, da como resultado que diariamente 9.9 personas están adquiriendo esta enfermedad crónica que a la larga necesitarán de un trasplante de riñón, de una diálisis o hemodiálisis.

De 2011 a lo que va trascurrido del presente año, es decir en seis años y medio, se han registrado en el Estado 23 mil 809 personas con diabetes.