Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Mientras las calles de la Alcaldía de Javier Rojo Gómez, carecen de alumbrado público, el alcalde, Apolonio Domínguez Velázquez, colocó en el patio de su vivienda un poste con dos lámparas, propiedad del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.

Inés Romero Cruz, vecina de la colonia Nueva Creación en la comunidad antes mencionada señaló que desde hace meses han solicitado al alcalde la reparación del alumbrado en las calles, sin embargo, las demandas no han tenido eco.

También te puede interesar: Acusan a alcalde de Rojo Gómez de abandonar obligaciones

“Solo se dedica a andar de borracho, tres personas que trabajaban para él ya renunciaron porque es déspota; solo queremos alumbrado en la colonia, como él tiene un poste con dos lámparas en su patio,  mientras que nosotros caminamos kilómetros en penumbras”.

Por su parte, Rosa María Crespo de 62 años de edad, señaló que los problemas son muchos, pues tampoco cuentan con recoja de basura, reparación de calles, pero lo de mayor urgencia es reparar el alumbrado público, pues la delincuencia en la zona cañera está a la alza, y temen por la integridad de la familias.

“No puedo ni mandar a mis nietas a comprar cuando cae la noche, todo está en penumbras y ese alcalde tiene un poste de alumbrado público en su casa, es una burla para nosotros además que nunca está en la oficina, cuando le exigimos algo, solo recibimos insultos de su parte”, comentó.

Los entrevistados coincidieron al hacer un llamado a las autoridades correspondientes, principalmente al presidente Municipal, Luis Torres Llanes, para que tome cartas en el asunto, ya que no es la primera vez que se denuncian irregularidades del alcalde.

El año pasado, diversos sectores como la Canaco, locatarios del mercado municipal Benito Juárez, e inclusive los taxistas de la comunidad hicieron de conocimiento público y a propio ayuntamiento mediante escritos, la mala actitud e irregularidades del alcalde.