Carlos Castillo/SIPSE
CHEUTMAL, Q. Roo.- Los productores de caña de la ribera del río Hondo amenazan con huelga, si no les cumplen con el pago del remanente de la zafra 2016-2017 del orden de 100 millones de pesos.

Los dirigentes cañeros Benjamín Gutiérrez Reyes, de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) y Armando Mosqueda Júnes, Secretario General por la Confederación Nacional Campesina (CNC), coincidieron al manifestar que de no fijarse una fecha de pago para los más de tres mil 500 productores de las dos organizaciones el próximo martes estarán convocando a huelga y la toma de instalaciones, bodegas del Ingenio San Rafael de Pucté, perteneciente al Grupo Beta San Miguel.

También te puede interesar: Programan en diciembre el inicio de la zafra 2017-2018

El malestar de los productores de caña surgió porque el gerente del Ingenio, Enrique Ramos Pérez, les notificó que el pago programado para la próxima semana, ahora se hará en seis semanas, considerando que el ciclo azucarero terminó en el mes de septiembre y están a escasos días de iniciar la zafra 2017-2018.

Gutiérrez Reyes, señaló que los cañeros de las 14 comunidades espera los casi 80 pesos por el millón 300 mil toneladas que se lograron durante los seis meses de zafra

“Ese dinero es para realizar labores en el campo de cultivo ya que están en temporada de siembra de caña, por lo que no permitirán que su dinero sea jineteado por los industriales”.

De acuerdo con las proyecciones hechas por los líderes, en caso de no tener la fecha de pago lo primero que tomaran serán las bodegas, para que no saquen más azúcar, ya que aseguraron los líderes que como aun no la han finiquitado, aun les pertenece a los productores de caña, quienes cada año esperan el remanente, pues representan la única fuente de ingresos para pasar las fechas decembrinas.

Por su parte, Aarón Renteral Campos, de la Unión Local de Cañeros de la CNC, dijo que no están dispuesto a que permitir que el gerente les condicione el pago del remante hasta en seis semanas, por lo que ya se han puesto de acuerdo las dos organizaciones para que el próximo martes se tomen las instalaciones de la agroindustria hasta que les liberen el pago del remanente que les corresponde de sus caña que le entregaron en la zafra 2016/2017.