Alejandra Carrión/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- El 12.8% de los niños menores a cinco años en Quintana Roo, presentan sobre peso u obesidad, así como 38 de cada 100 adolescentes tienen el mismo problema, según el  Enasut.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Enasut), el porcentaje  de niños menores de cinco años es de poblaciones urbana, en las zonas rurales el sobre peso y obesidad es menor, alcanzando el 5.1%.

También te puede interesar: Van programas para mejorar la salud

En cuanto a niños en edad escolar, de 5 a 11 años de las zonas urbanas,  la encuesta indica que existe 21.3% con obesidad y 21.7 con sobre peso, mientras que en las zonas rurales los porcentajes son de 16.7  con sobre peso y 3.8 con obesidad.

La Secretaría de Estatal de Salud (Sesa), inició con la escena de dos obras de teatro denominadas “El Niño y la Obesidad”, desde el 11 de septiembre y hasta el 30 de noviembre para 250 escuelas de los municipios de la zona centro y sur del Estado en beneficio de 25 mil niños y niñas.

Alejandra Aguirre Crespo, titular de la Sesa, indicó que las obras de teatro se llevarán a cabo exclusivamente en escuelas primarias y donde se incluirá el tema del bullying, con una obra de teatro llamada: Bullying, un pequeño gigante”.

La intención, dijo, es fortalecer los estilos de vida saludables en educación básica con la puesta en escena de las dos obras de teatro.

“Consiste en fomentar la importancia del auto cuidado de la salud en los alumnos de escuelas primarias con el propósito de prevenir la obesidad y eliminar el bullying a una edad temprana a través de actividades recreativas para que los menores puedan sensibilizarse sobre estos temas y crear hábitos saludables”, dijo.

Explicó que cada función tiene una duración de 30 minutos y se presentará en las escuelas primarias de los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, Benito Juárez, Tulum y Solidaridad, a fin de promover desde la edad escolar la ingesta de más frutas y verduras en la alimentación, el consumo de agua simple y la práctica de la activación física.

“Pretendemos, a través de estas obras de teatro empoderar al menor mediante actividades lúdicas en las que podrá identificarse con los personajes”, dijo.