Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El acero y el aluminio, productos que a últimas fechas subieron de precio hasta en un 20%, lo que repercute en la mano de obra de la construcción en Quintana Roo.

Germán Gaitán Guerrero, Presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) en Quintana Roo, que el aumento de los precios de diversos productos afecta finalmente al que compra una vivienda; sin embargo, reconoció que este tipo de precios se rigen internacionalmente y es algo que no puede detenerse, aunque impacta  también a los constructores.

También te puede interesar: A partir del sábado el cemento costará 12 % más

“Nos ha afectado a todos, pero más que nada al último que es el consumidor, que son los que compran una vivienda o tiene acceso algún servicio la obra pública. El incremento se ha dado por la inflación, pero es algo que no podemos parar, constantemente está subiendo, por ejemplo el acero y el aluminio, también ha subido el cemento”, dijo.

Comentó que en el caso del acero, éste subió un 15% al pasar de 12 pesos a 14 pesos. Mientras que el aluminio, subió un 20% (aquel se usa para protectores), lo que ha impactado para los que elaboran dicho producto y los consumidores. Un metro cuadrado que costaba 800 pesos, paso a mil pesos.

Conforme un estudio realizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), los precios de los materiales sufrieron un incremento de 11%, lo que se refleja como la mayor alza en los materiales de construcción desde enero de 2012, que se ubicó en 7.5% de aumento.

Esta inflación obedece principalmente a una escalada en el precio de materiales como varillas y alambres que alcanzaron alzas de hasta 25%, así como materiales de madera.

Los materiales que más han incrementado sus precios  hasta junio son: accesorios eléctricos, con 21.7% respecto a junio de 2016; productos químicos, 17.3%; minerales no metálicos, 16.1%; aglutinantes, 15.3%; productos a base de concreto, 14.9%; cemento y concreto, 14%; partes estructurales de concreto, 13.1%; productos de plástico, 12%; muebles y accesorios, 11.7%, y artículos a base de arcilla, 11%.

CMIC prevé que la construcción de obras de ingeniería civil serán las más afectadas por estas alzas, seguida de la construcción de naves y plantas industriales, y la edificación de vivienda.