Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El área de vigilancia epidemiológica de la Sesa en Quintana Roo, retiró el abate para la eliminación del mosco Aedes aegypti al notarse que éste producto daña el medio ambiente.

El abate, es un producto químico que se repartía por los trabajadores del sector salud del área de vectores para que sean depositados en los depósitos de agua, a fin de eliminar las larvas del mosco portador de dengue, chikunguya y zika.

También te puede interesar: Prevén usar crustáceo para controlar moscos

Edmundo Morales Galindo, subdirector del área epidemiológica de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa), indicó que el producto fue sustituido por productos biológicos que son amigables con el medio ambiente.

Explicó que el retito del producto anterior fue de manera general, en todo el país, tras confirmarse que no solo mataba las larvas, sino a todo organismo vivo que habitara en los cuerpos de agua.

Las bolsitas de abate se depositaban en tinacos, cisternas y era muy usado en sabanas, como una forma de control de moscos.

Los nuevos larvicidas usados, son biológicos con cepas de hongos que atacan la larva, mientras que el abate es un compuesto órgano fosforado, una sustancia que mata también a los organismos vivos que están dentro de las lagunas o sabanas.

“Se ha retirado en todo el país para evitar que se siga deteriorando el medio ambiente, es un insumo que era destinado específicamente para el sector salud”, señaló.

Comentó que hasta la administración pasada, se usaba el abate en forma granulada, mismo que era colocado en los depósitos de agua de las viviendas. Y se usaba en forma líquida para fumigar los cuerpos de agua.

Sin embargo, para el entrevistado lo más efectivo para eliminar a los moscos es que las familias limpien sus patios y azoteas, retirando todo aquello que pueda servir de criadero de moscos.

De acuerdo con la Secretaría de Salud Federal, una bolsa pequeña de abate, tenía una efectividad de hasta tres meses y las bolsitas, en su forma granulada, se les hacían huecos para depósitos de hasta 20 mil litros de agua.