Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Habitantes de la comunidad de Allende, afiliados al Seguro Popular, denunciaron la falta de medicamentos en el Centro de Salud, además del servicio deficiente que brindan los médicos, pues solo dan seis citas diarias.

Lucia Medina Hernández, habitante, indicó que para alcanzar consulta tienen que hacer guardia desde las cuatro de la mañana y señaló que la situación para los que se enferman es triste, pues a pesar de contar con un médico durante toda la semana, la mayoría de las veces no hay medicamentos, por lo que forzosamente tienen que realizar el gasto en medicinas.

También te puede interesar: Casa de salud, sin medicinas para enfermedades degenerativas

“No hay medicamentos, no me da miedo decirlo, es una porquería, nunca hay nada, solo paracetamol y alguno que otro jarabe, pero si uno realmente quiere sanar tiene que comprar el medicamento en otro lado”, comentó.

Esta situación, señaló, ha provocado que las personas prefieren automedicarse, pues de todas maneras asistiendo a consultar no logran nada, además que una de las situaciones más decadentes es que nunca hay disponibilidad de medicamentos.

Señaló que el problema son los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas como la presión arterial y la diabetes, quienes necesitan medicamentos como enalapril y amlodipino, los cuales nunca hay en existencia y las personas tiene que gastar hasta 800 pesos al mes para conseguirlos.

Por su parte, Laura Gabriel Ponce ama de casa denunció que cuentan con un médico de guardia los fines de semana.

En días pasados, habitantes de la comunidad de Francisco Villa se quejaron de que llevan tres años careciendo de servicios médicos y por lo tanto de medicamentos, poniendo en riesgo a la población, en su mayoría niños y adultos mayores.

En la zona habitan un promedio de mil 200 familias, dijo Luis Espinoza Olays, quien ha venido solicitando desde hace varios años un médico para la comunidad y no le han dado respuesta por parte de las autoridades correspondientes.

Indicó que ante cualquier emergencia, tiene que viajar hasta la ciudad de Chetumal, pagando servicios por 500 pesos más la consulta y los medicamentos, lo que consideran injusto.