Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En un mes y medio, los habitantes del asentamiento irregular “Mártires Antorchistas” de Chetumal, recibirán por parte del Ejido Calderitas los títulos de propiedad de 506 lotes que comprenden ese asentamiento.

Dimas Romero González, dirigente del Movimiento Antorchista en la entidad, informó que el Ejido Calderitas ya aprobó el plano concesionario de las 20 hectáreas que abarca la colonia fundada hace ocho años, situación que se logró a través del Fondo de Apoyo para los Núcleos Agrarios sin Regularizar (Fanar) de la Procuraduría Agraria.

También te puede interesar: Antorchistas ofrecen votos a cambio de compromiso

“Estamos a punto de finalizar el proceso de regularización, hace aproximadamente un mes nos reunimos con Álvaro Alonso Angulo, presidente del Comisariado de Calderitas y nos informó que ya fue aprobado en la asamblea el plano concesionario”, dijo.

Indicó que una vez que obtengan esos documentos, el Gobierno del Estado solamente realizará la inscripción al Registro Público de la Propiedad.

Precisó que en “Mártires Antorchistas”, situada al norte de la capital, habitan más de mil 500 personas de escasos recursos económicos, y el tener la certeza jurídica de sus propiedades será un importante logro para las familias, porque sus hijos tendrán un lugar seguro donde crecer.

“Estamos a un 50% de pavimentación y un 70% en electrificación, poco a poco, a través de los años y mucha lucha, ahora estamos viendo los resultados de nuestro esfuerzo”, indicó.

Romero González expresó que las gestiones para la obtención de la tierra en “Fraternidad Antorchista”, ubicada al noroeste de Chetumal, con siete años de existencia, en la cual, no debe de existir complicación alguna para que sea la colonia próxima a regularice.

Agregó que en la “Unidad Antorchista”, será la Secretaría de Desarrollo Territorial, Urbano Sustentable (Sedetus) del estado, la dependencia encargada de expedir los títulos de propiedad.

En el trienio de Andrés Ruiz Morcillo (2008-2011), el ayuntamiento de Othón P. Blanco, les expidió a los habitantes de “Unidad Antorchista” un contrato de compra-venta, con supuesta validez de un título de propiedad, pero la Sedetus no los aceptó como tal, porque la comuna no está facultada para emitir estos documentos.