Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 42 mil habitantes de 18 colonias en la ciudad de Chetumal, están en riesgo de hundimientos  por encontrarse en subsuelos poco profundos y muy cerca del nivel freático.

De acuerdo con el arcaico Atlas de Riego de Chetumal, que data de 2011, se informó que esas 18 colonias abarcan un área de 971 hectáreas, de las cuales 181.3 se encuentran afectadas con hundimientos, lo que representa un 18.6%.

También te puede interesar: Ven inyección de concreto, posible solución a desfondes

Son cinco las colonias más afectadas en cuanto al área en hectáreas que abarca la zona de hundimientos, rebasando el 50% de afectación. Por ejemplo, la colonia Barrio Bravo, abarca una zona de 56 hectáreas (una de las más grandes en la ciudad de Chetumal), de las cuales 31.2 hectáreas están afectadas por hundimientos, lo que representa un 56.69%.

Otra colonia que marcó el Atlas de Riesgo en 2011, cuando fue realizado, es el Fraccionamiento Las Brisas (cercano a la Bahía de Chetumal), que abarca tres hectáreas, y tiene una afectación por hundimiento de 2.9 hectáreas, es decir, el 96.32%.

Asimismo, colonias como Fraccionamiento del Mar, Fovissste 5° Etapa, Plutarco Elías Calles y  Zazil-Ha.

Entre las 18 colonias afectadas de forma general y con porcentajes variados por hundimientos, se encuentra las colonias Primera Legislatura, Infonavit Aarón Merino Fernández, Del Bosque, Centro, Fraccionamiento Bahía, 5 de Abril, entre otras.

De acuerdo con el Atlas de Riesgo de Chetumal de 2011, realizado por expertos de la Universidad Autónoma de Yucatán, indica que en la zona baja de la ciudad se observan depósitos marinos poco consolidados, saturados por encontrarse cerca del nivel freático (0.50 m a 1.50 m).

Los desfondes registrados tienen su origen en causas naturales, pero son acelerados por la actividad humana a través de la construcción de obras y vivienda, así como el uso intensivo de las vías de comunicación.

Adrián Martínez Ortega, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Coeproc), indicó que el responsable de verificar este tipo de situaciones e incluso de elaborar el atlas de riesgo es la coordinación municipal de Protección Civil, especialmente por los hundimientos e inundaciones.

 “Ellos son la primera autoridad y responsables de cada municipio, nosotros somos más normativos y reguladores. En cuanto al tema de hundimientos, no existe tanto un riesgo de que se genere un socavón repentino, como la ocurrido en otros lados. El tema aquí es el desgaste que se ha tenido con las lluvias, generando erosión del subsuelo, pues en su momento fue rellenado con material de la región que no cumplía con la calidad”, opinó al respecto.