Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Comité Cívico Pro-defensa de los Límites de Quintana Roo, visitaron el monumento 102, límite con Campeche y Guatemala, para precisar datos y pruebas, en la lucha por recuperar 10 mil 210 kilómetros de territorio estatal.

Reinaldo de Jesús Blanco Baeza, presidente del comité cívico, dijo que la lucha no se ha abandonado, sino todo lo contrario, los integrantes de ese comité recorren sitios y puntos estratégicos entre los límites constitucionales entre Quintana Roo, Campeche y Yucatán, con el objetivo de ratificar y en su caso, aportar más pruebas que permitan recuperar la porción de tierra quintanarroense que se encuentra en conflicto.

También te puede interesar: Abandonar la lucha limítrofe es violentar la Constitución estatal

Señaló que están en constante comunicación con la titular de la Consejería Jurídica del Gobierno del estado, para que a la brevedad posible, iniciar con la defensa y recuperación de los 10 mil 210 kilómetros de territorio estatal.

“Estamos en pie de lucha, siempre defenderemos nuestra soberanía estatal y esperamos que en muy breve lapso de tiempo iniciar con las acciones para retomar jurídicamente la controversia constitucional con los vecinos estados de Campeche y Yucatán”.

Precisó que con Campeche se encuentran en controversia cuatro mil 810 kilómetros cuadrados, y cinco mil 400 kilómetros cuadrados de superficie con Yucatán, y confió en que la administración estatal inicie a la brevedad posible acciones que lleven a recuperar lo que constitucionalmente pertenece a Quintana Roo.

Fernando Cortés de Brasdefer, antropólogo y ganador de la medalla al Mérito Ciudadano Othón Pompeyo Blanco, indicó que jurídicamente es posible recuperar el territorio estatal, pero solo hace falta motivar la clave de todo, “la voluntad política del Gobierno del Estado”.

A finales del mes de abril, los integrantes del Comité Cívico Pro-defensa de los Límites de Quintana Roo A.C., visitaron el monumento del punto Put con el fin de constatar su existencia y el grado de conservación, construido en 1920, el cual divide y señala los límites constitucionales de Quintana Roo y la vecindad con los Estados de Campeche y Yucatán.