Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Agremiados del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (Sutage), se sumaron al apoyo de las familias afectadas por intensas lluvias recientes, principalmente a la comunidad de Chumpón, en Felipe Carrillo Puerto.

Este fin de semana una caravana aproximada de 60 sindicalizados, encabezados por Roberto Poot Vásquez, dirigente sindical, realizó la entrega de despensas y víveres a los habitantes de la zona maya.

También te puede interesar: Aseguran camioneta con despensas en Carrillo Puerto

Poot Vásquez destacó la respuesta de los agremiados, amigos y público en general, que acudieron al llamado del Sutage para poner su granito de arena y juntar despensas, medicinas, ropa y artículos de aseo personal.

Al final se logró reunir 350 despensas, entre paquetes de limpieza, ropa y víveres, así como 180 latas de leche para bebé y medicamentos diversos, los cuales fueron entregados este fin de semana en la localidad de Chumpón.

"Agradezco a los sutagistas, comité, delegados, amigos médicos y enfermeras, me siento contento, pero no satisfecho, hay mucho que hacer”, señaló el líder sindical.

Las familias agradecieron el gesto de los trabajadores del estado, quienes demostraron nuevamente su solidaridad y empatía con quienes sufren inclemencias, principalmente, causadas por fenómenos naturales.

De acuerdo con el dirigente sindical las puertas del sindicato continuarán abiertas para aquellas personas que quieran colaborar en apoyo a las familias afectadas.

Felipe Carrillo Puerto fue uno de los municipios que en días pasados registró las lluvias más intensas, con más de 225 milímetros de precipitación pluvial en sólo dos días, lo cual, en su momento, fue catalogado como histórico en esa zona.

La contingencia dejó afectaciones en más dos mil 700 viviendas en Quintana Roo, en diversos municipios. Específicamente en la zona de Chumpón fueron 110 hogares, según los datos de las autoridades de Protección Civil.

El problema es que al estar en una zona baja, no se pudieron aplicar trabajos para drenar el agua, por lo que fue necesario esperar que baje de forma gradual y natural.