Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los habitantes de la comunidad de Sergio Butrón Casas exigen respuestas a sus demandas de servicios básicos para su comunidad, principalmente pavimentación de calles, alumbrado público, agua potable y seguridad.

Miguel Escobedo Cabrera, presidente del Comisariado Ejidal, informó que desde hace un año y meses, con el inició de la administración municipal de Luis Torres Llanes, enviaron varias solicitudes para atender el rezago de 30 años en materia de servicios de la comunidad, sin que hasta el momento hayan tenido alguna respuesta.

También te puede interesar: Comunidades piden recategorización para recibir obras sociales

“A más de 30 años de su fundación, Sergio Butrón Casas carece de alumbrado público y pavimentación en las principales calles, lo que habitantes me piden el apoyo, para gestionar en las distintas dependencias de gobierno para solucionar el problema lo antes posible pero por más solicitudes que lleno no tengo respuesta”.

Aunque no negó qué ha recibido algunos “apoyos” consideró que son insuficientes considerando la demanda y el rezago que se tienen en la comunidad.

Israel Toledo Tun, vecino de la comunidad, informó que lleva 20 años viviendo en el lugar, y ante la falta de alumbrado público, son constantemente víctimas de la delincuencia.

“la oscuridad es amiga de los delincuentes, los ayuda a esconderse y si a eso le sumas la falta de vigilancia, entonces somos presa fácil, es hasta arriesgado salir a la calle en las noches”.

Por su parte, Blanca Esquivel Lara quien con un año y medio de residir en esta comunidad afirmó que la principal demanda de los ciudadanos, son la urgencia de contar con luz en las calles y pavimentar calles.

“Nos da miedo salir, aunque sea  a la tienda en la noche, o muy temprano cuando esta oscuro. Ahora cuando llueve las calles son un lodacero, los niños que tienen que ir a la escuela llegan todos sucios o de plano no va  porque no se puede pasar por ningún lado”.

Afirmó que su esposo, fue víctima de un asalto cuando regresaba a su casa del trabajo.