Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Programa de Gestión para Mejorar la Calidad del Aire (ProAire), iniciará en el estado de Quintana Roo para establecer estrategias para prevenir la contaminación del aire; una de las estrategias son los verificentros.

Alfredo Arellano Guillermo, secretario de Ecología y Medio Ambiente (Sema), indicó que con este programa en Quintana Roo se suma al ProAire que se implementa a otros estados de la República para monitorear la calidad del aire.

“Estamos iniciando con el ProAire, este programa que implementa en varios estados de la República. En Quintana Roo no tenemos un problema de contingencia ambiental, pero eso no quiere decir que no tengamos responsabilidades en cuanto a nuestras emisiones de partículas que son nocivas para la salud humana”, comentó.

Dijo que una de las estrategias que están usando las entidades que están bajo el ProAire son los verificentros; dijo que para el estado de Quintana Roo aún no es una realidad. Sin embargo, comentó que hay otras opciones para cuidar la calidad del aire, como lo es no generar tanta basura, establecer regulaciones en el transporte público, fomentar el transporte con vehículos eléctricos, etcétera.

También te puede interesar: Denuncian que gaseras llenan el tanque con 'aire'

“Hay muchas formas, otro es el uso de calentadores solares en lugar de bóiler. Pero vamos a esperar determinar cómo estamos en emisiones de contaminantes”, dijo.

Indicó que en el estado sí existe un estudio sobre la contaminación del aire, pero está obsoleto y en el que se señala que los gases invernaderos en el estado se generan en un 70% por la agricultura y ganadería y sólo el 22% de combustibles fósiles.

“Las quemas agrícolas, el metano que producen las vacas es un gas de efecto invernadero, hay muchos factores que contribuyen a que se produzca”, dijo.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), los ProAire son instrumentos de gestión de la calidad del aire que establecen medidas y acciones a corto, mediano y largo plazo, para prevenir y revertir las tendencias del deterioro de la calidad en una región determinada o entidad federativa.

Actualmente en México se tienen 30 ProAire vigentes, con una población potencialmente beneficiada de 93 millones 910 mil 941 habitantes, y uno más en elaboración que cubrirán a 8 ocho millones 163 mil 963 habitantes.