Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Las autoridades de Othón P. Blanco implementarán un operativo de supervisión y control de vendedores ambulantes, durante la Semana Santa en los dos balnearios públicos para evitar la proliferación de los mismos.

El objetivo es evitar se congregue una mayor presencia de vendedores ambulantes y detectar a aquellos que no cuentan con los permisos obligatorios otorgados por parte de la autoridad municipal.

Además supervisar que los 20 que ya tienen permiso en Dos Mulas y Punta Estrella acaten las medidas de seguridad para el manejo y comercialización de alimentos, con el fin de evitar enfermedades gastrointestinales.

También te puede interesar: Denuncian permisos irregulares para ambulantes en Mahahual

Daniel Gaspar Gutiérrez Alcocer, director de la Dirección de Reglamento y Vía Pública municipal, informó que no se autorizaron permisos adicionales para vendedores ambulantes durante los días de vacaciones, por lo que mantendrán una constante vigilancia y supervisión en los principales balnearios de la capital y poblaciones aledañas.

“Estaremos pendientes en el balneario Dos Mulas y Punta Estrella, en Chetumal, en la zona de restaurantes y playas artificiales de Calderitas, así como en la comunidad costera de Mahahual”, dijo.

Indicó que los vendedores que no presenten sus permisos correspondientes al día, serán invitados a desalojar el área, porque de lo contrario se les decomisará el producto.

Por su parte, Fidel Cabrera Olivera, director de Desarrollo y Salud municipal, expresó que personal de esa dirección, exigirá a los vendedores que porten la indumentaria necesaria para la elaboración y comercialización de los productos de manera saludable, como gorras, cubrebocas y guantes, y de ser posible, sea otra persona la que efectúe el cobro de los consumibles.

“Nuestro principal objetivo es disminuir los riesgos de padecimientos gastrointestinales, tanto en nuestra población como en las personas que nos visitan en estas vacaciones”, finalizó.