Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las mercados capitalinos, se vieron envueltos en contrastes por la venta del “Día de Muertos”; las marchantas de hojas de plátano, Xpelón, elotes, entre otros, dijeron tener buenas ventas, contrario a los abastecedores de carnes.

En las inmediaciones del mercado “Lázaro Cárdenas”, fue necesaria la presencia de agentes de la Dirección de Tránsito y cerrar la circulación vehicular para salvaguardar la seguridad de aquellos que acudieron con las “chapitas” y puestos del exterior, ubicadas sobre la avenida CNC, a aproximadamente 100 metros de la central de abasto.

También te puede interesar: Salen a relucir las tradiciones por Día de Muertos (video)

Situación que a decir de los tablajeros del interior del local, les perjudicó en las ventas, porque la afluencia de clientes no fue la esperada.

En los otros cuatro mercados de Chetumal, los comerciantes declararon tener un ligero aumento en las ventas del 15 %, máximo.

El “¡pásele, pásele… lleve  las hojas de plátano, Xpelón, elotes y masa para los tamales y mucbipollo para los muertitos!” y “¡aquí tengo el pollo en oferta!” que se escuchó alrededor del “Lázaro Cárdenas”, popularmente llamado “nuevo”, desentonó con los lamentos y enojo de los vendedores de carne de puerco, res y pollo ubicados al interior de la central de abasto, pues precisaron que debido a que Tránsito cerró desde las siete de la mañana la circulación, las personas que acudieron en autos simplemente ya no llegaron al interior del mercado.

Héctor Jiménez Izquierdo, distribuidor de carne de puerco, añadió que el estacionamiento del mercado prácticamente estuvo vacío desde temprana hora; Luis Salas, mercader de carne de res y puerco, indicó que definitivamente, la acción cometida por la Dirección de Tránsito, limitó la llegada de las personas y por consiguiente la posibilidad de una buena venta.

En el mercado “Ignacio Manuel Altamirano”, al igual que en el anterior, el movimiento comercial en el exterior fue un mayor a lo habitual, las personas realizaron las compras de flores, calabacitas, elotes, recados para preparar la comida favorita de sus seres queridos ausentes, pero dentro del inmueble, se notó una normal afluencia de clientes.

Doña Catalina Pech, vendedora de pollo, dijo que desde el pasado 31 de octubre, hasta hoy jueves 2 de noviembre, prevé cuando mucho un incremento del 15 % en las ganancias, debido a la difícil situación que en general se vive.

Raúl Chan Canché, también vendedor de pollos, pero en el exterior del mercado “viejo”, agregó que en general ha tenido una buena venta, situación que calcula se mantenga, “nos dejará unos pesitos de más, pero nada como en los años pasados, donde si bateamos duro”.

En los mercados “Andrés Quintana Roo” y “5 de Abril”, el panorama fue el mismo, estos últimos dos centros de abasto son los más pequeños de la capital.