Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El recorte de 85 millones de pesos al presupuesto del deporte en el estado, desencadenó molestia e indignación entre asociaciones deportivas, entrenadores y atletas, quienes consideraron que con esto se le resta importancia al sector.

Vianey Quijano, presidenta de la Asociación Estatal de Luchas Asociadas, mencionó que la posible reducción de apoyos y becas económicas afectará de manera directa en el desempeño de los atletas.

También te puede interesar: Fuerte recorte de $85 millones para el deporte

“Es un fuerte golpe para todos los deportistas principalmente, porque si les quitan o les reducen las becas les estarían quitando su estímulo principal para prepararse, porque el principal motivo para que los niños y niñas se esfuercen todos los días es ganar y poder acceder a una beca deportiva, pero con esto creo que habrá desmotivación en todas las disciplinas”, dijo.

Un claro ejemplo de ello, mencionó, es la multicampeona nacional y figura de la selección nacional de Luchas Asociadas, Fátima Crisanto Ayil, quien se prepara diariamente para que su esfuerzo se refleje en medallas y esto le traiga mayor beneficio económico.

“Es una lástima que para nuestros diputados el deporte no sea tan importante”, refirió.

Por su parte, Cristian Cimá Tadeo, coordinador en la zona sur de la Asociación de Basquetbol en el Estado, lamentó que se afecte a los deportistas en general por decisiones políticas.

“Yo no veo otra cosa más que una situación de aspecto político en este tema del recorte. Las cuestiones partidistas no se deben mezclar con el tema deportivo porque con ello se afecta a la niñez y a la juventud del estado. Los atletas y los padres de familia pensarán que la falta de apoyos será culpa del gobierno del estado cuando la realidad será otra”, dijo el también entrenador de Basquetbol en Bacalar y Chetumal.

Coincidieron en señalar que la situación contrasta con el planteamiento de la actual administración estatal de impulsar de manera importante al deporte en este año; recordaron que en 2017 hubo algunas situaciones negativas, precisamente por la falta de recursos y ahora anticipan un panorama aún más difícil.