Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los integrantes de Santa Elena se preparan para recuperar las instalaciones de la Pista de Remo y Canotaje, de Huay Pix, ante el incumplimiento de entrega-recepción Cojudeq pactado para el 1 de mayo.

Manuel Várguez Ramírez, presidente del Comisariado Ejidal de Santa Elena, señaló aún definirán la fecha en que entraran recuperar sus tierras, respetando a los deportistas.

También te puede interesar: Planean trasladar pista de remo al C-4

“La Cojudeq estableció que el primero de mayo harían la entrega de las instalaciones de manera oficial e irresponsablemente esto no ocurrió. Nosotros hemos tomado la decisión de que en los próximos días estaremos ingresando al terreno y recuperaremos nuestras tierras. No se puede hacer de otra manera”, dijo el líder de los ejidatarios.

Ante la pregunta expresa sobre si dentro de este procedimiento van a desalojar a los atletas de el entrevistado aseguró que no.

“Bajo ninguna circunstancia se pretende afectar, ni maltratar a los deportistas, pero no hay marcha atrás en nuestra decisión, vamos a recuperar nuestras tierras”.

Al respecto, Antonio López Pinzón, presidente de la Comisión para la Juventud y el Deporte en Quintana Roo, (Cojudeq) reconoció que no se cumplió con la fecha estipulada debido a los preparativos de la Olimpiada Nacional.

Recordó que en la entidad se estarán desarrollando las actividades en 10 disciplinas, de las cuales seis son en la capital del estado y cuatro en la ciudad de Cancún.

“Estamos conscientes de esta situación, pero los preparativos de la Olimpiada Nacional nos impidió cumplir con este compromiso que tenemos con el ejido Santa Elena”, dijo.

López Pinzón señaló que en el transcurso de los próximos días  se estará cumpliendo con este acuerdo que se había establecido entre ambas partes.

Como se recordará, el Ejido Santa Elena es propietario  de las tierras que ocupa la pista de remo y canotaje desde el 2005 en la Laguna Milagros, dentro de la comunidad de Huay Pix, y desde entonces se ha mantenido en completo olvido por las autoridades, lo que ha generado que estas instalaciones sean inapropiadas para el desarrollo de los deportistas, por lo que los propietarios exigieron la inversión de recursos o el pago de una renta mensual de 30 mil pesos.