Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Celta de Vigo de Campeche derrotó a los Tigrillos de Chetumal con marcador de 1-0, para dejarlos fuera de la liguilla de la Liga Nacional Juvenil de Fútbol.

Con solitaria anotación de Johan Martínez, el Celta de Vigo de Campeche derrotó 1-0 a los Tigrillos de Chetumal, en su vista a la capital del estado para celebrar el partido de vuelta de la fase de semifinales de la categoría Sub 15 de este circuito del balompié semiprofesional.

También te puede interesar: Se despiden Tigrillos con vergonzosa derrota

Con un importante número de aficionados en su tribuna, el estadio de las emociones, 10 de Abril, recibió a sus Tigrillos de Chetumal, que en esta ocasión recibieron al conjunto campechano, que llegó a este compromiso con la ventaja de 1 - 0 en el marcador global, ya que de manera apretada habían sacado la victoria la semana pasada en el duelo de ida de esta ronda.

Para este encuentro la escuadra local contó con el apoyo de su afición, aunque por el lado de los visitantes también se tuvo respaldo, pues a Chetumal llegaron varias decenas de seguidores del equipo visitante.

Las acciones arrancaron con un cuadro chetumaleño que demostró sus intenciones de ir al frente y conseguir el gol tempranero; sin embargo, el cuadro capitalino dejó ir una muy clara en un tiro de esquina, en la que Josué de los Santos quedó completamente solo y su remate pasó por encima de la cabaña campechana.

Por el lado de los visitantes de inmediato se presentó la respuesta y en una jugada por el sector de la derecha se generó una peligrosa jugada, que fue detenida por la defensa chetumaleña, aunque con falta en los linderos del área.

El capitán del Celta de Vigo, Johan Martínez sorprendió a todo el mundo al disparar directo al marco desde una distancia que parecía ser demasiado lejos, y con la complicidad de la defensa y portero de los Tigrillos, el balón se fue al fondo de las piolas, para el 1 - 0 que incrementó la ventaja para el cuadro visitante.

El 2 - 0 en el global se convirtió en una losa bastante pesada para los dirigidos por Darío Jiménez, que no supo encontrar la fórmula para descifrar el planteamiento rival y a final de cuentas terminaron quedándose en la orilla en esta temporada.