Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los Tigrillos de Chetumal se encuentran obligados a ganar prácticamente todos sus encuentros de la segunda vuelta de la temporada, para poder aspirar a la liguilla, señaló el entrenador del equipo, Jorge Licona Castro.

Con el reinicio de actividades dentro de la temporada 2017-2018 de la Tercera División del Futbol Profesional, también se reanuda la obligación de los Tigrillos por enderezar el rumbo y buscar la ansiada clasificación a la liguilla.

También te pude interesar: Tigrillos busca goleador

“Parece ser una misión imposible, pero el grupo está motivado y tiene ganas de hacer  bien las cosas en esta parte del torneo. No hay marcha atrás, tenemos que entregarnos al máximo para poder cumplir el objetivo”, señala el director técnico felino, Jorge Licona Castro.

Para esta segunda parte del torneo se jugarán 13 jornadas y los Tigrillos de Chetumal están obligados a ganar por lo menos 10 encuentros, para poder aspirar a un lugar en las finales.

De acuerdo con el entrevistado, una de las situaciones que tendrán que cambiar en el equipo para poder conseguir su objetivo, debe ser la contundencia a la hora de estar en el área rival, pues a su consideración, la falta de gol es lo que los tiene en la posición actual.

“Se dejaron ir muchos puntos por la falta de contundencia, además de que nos costó mucho trabajo jugar en casa y eso fue vital para que tuviéramos una primera vuelta tan mala. Debemos cambiar la mentalidad de los jugadores y saber finiquitar las oportunidades que tengamos en la portería contraria”, dijo.

Hasta este momento los Tigrillos de Chetumal se encuentran en la posición 12 dentro del Grupo Uno de la Tercera División de Futbol Profesional al sumar 13 puntos, arriba de los Dragones de Tabasco que tienen cinco unidades y los Delfines Márquez, que se encuentran en la última casilla del torneo con apenas un punto conseguido hasta esta fecha.

El sábado anterior, en un juego de desesperados, los Tigrillos de Chetumal recibieron a los Dragones de Tabasco, partido que fue suspendido al medio tiempo debido a la fuerte lluvia que inundó la cancha del estadio 10 de Abril.