Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con emocionantes encuentros se llevó a cabo la jornada semanal de la Liga de Básquetbol Infantil, que tuvo como sede la Unidad Deportiva de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo).

Las actividades en las instalaciones deportivas de la máxima casa de estudios arrancaron con el duelo entre los Jaguares del Colegio Latino y la Academia de Básquetbol Cimá (ABC), de Bacalar.

También te puede interesar: Logra Fénix apurada victoria en básquetbol infantil

La quinteta bacalarense dominó completamente el partido de principio a fin, luego de que tomaran el control de la pelota desde los primeros instantes del partido.

Los cachorros Jaguares no tuvieron afiladas las garras y se convirtieron en preseas de unos hambrientos elementos de ABC Bacalar, que terminaron por saciar su apetito al conseguir aplastante victoria de 38-6.

Al medio tiempo los Huracanes tenían ventaja apenas de dos puntos, al tener la pizarra 6-4, por lo que en la pausa los dos equipos reajustaron sus planteamientos.

Posteriormente tocó el turno de las pequeñas Fénix, que protagonizaron emocionante encuentro ante la quinteta de Huracanes, que tuvo muchos problemas para completar el número permitido de jugadores para iniciar el partido.

Aun mermados en cuanto a su plantilla, los pequeños Huracanes demostraron su potencial y todo el encuentro se mantuvieron arriba en el marcador, aunque las aguerridas Fénix nunca se dieron por vencidas y siguieron luchando.

Para el tercer periodo las Fénix subieron la intensidad de su juego y metieron presión al encestar para seis puntos, aunque los Huracanes no se quedaron atrás y respondieron con ocho puntos.

Con un final muy intenso de partido, los Huracanes lograron una importante victoria, al derrotar a las Fénix con marcador de 18-15.

El turno llegó para las quintetas de Manatíes y Mustangs, quienes protagonizaron un gran duelo en el que destacó el gran nivel de los integrantes de ambos equipos.

La escuadra de Mustangs fue muy superior a los reyes de la Bahía de Chetumal y los dominaron ampliamente durante casi todo el encuentro.

Los Manatíes no encontraron la fórmula para contener los embates de los corceles y a final de cuentas los Mustangs se llevaron una aplastante victoria con pizarra de 38-19.