Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con una espectacular función, que se contó con grandes gladiadores de Chetumal y Mérida, se llevó a cabo el cierre de la temporada 2017 de Lucha Libre de la Arena Vidal.

El ambiente fue inmejorable en la también llamada “Catedral de la Lucha Libre en Chetumal”, por las decenas de familias y aficionados que se dieron cita en este inmueble para presenciar la última función de este año.

También te puede interesar: Peligran cabelleras y máscaras en el pancracio de Chetumal

El platillo especial fue una espectacular batalla en triangular de parejas, en la que se presentaron luchadores de Chetumal y de la capital yucateca.

Por el lado de los anfitriones se presentó una gran pareja, conformada por el Caballero Galáctico y Hades, quienes hicieron vibrar el escenario en su presentación.

Enfrente tuvieron a un dúo yucateco muy versátil y de excelente nivel con Jaguar Sagrado y Eterno Alcander, que subieron al cuadrilátero con las pilas bien recargadas.

La tercera pareja en esta batalla fue una mezcla de ambos equipos; el chetumaleño, Ángel del Apocalipsis hizo equipo con el yucateco, Rayo de Plata.

Las acciones arrancaron con un ritmo bastante atractivo, pues los seis sobre el cuadrilátero comenzaron a darse con todo, intentando dañar a sus rivales y tomar ventaja para su equipo.

De inmediato se notaron algunos duelos personales sobre el ring, tal es el caso del Ángel del Apocalipsis y el Caballero Galáctico, que se enfrascaron en un duelo de poder en el que ninguno retrocedía a pesar de los golpes y castigos que recibía.

Conforme fue avanzando esta batalla las cosas fueron subiendo de intensidad, a tal grado que salieron a relucir las sillas y los espectaculares vuelos de uno y otro lado.

Hades y el Caballero Galáctico despacharon a Jaguar Sagrado y Eterno Alcander y sobre el cuadrilátero quedaron ante el Ángel del Apocalipsis y Rayo de Plata para definir a la pareja ganadora.

Las cosas iban bien hasta que el Ángel del Apocalipsis traicionó a su compañero de equipo y los chetumaleños se fueron encima del Rayo de Plata, propinándole una tremenda golpiza.

Esto motivó a que la pareja yucateca regresara a defender a su paisano y a final de cuentas esto terminó con un reto entre chetumaleños y yucatecos, que tendrá como episodio los primeros meses del 2018.