Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con solitaria anotación de Bryan Estrada, los Tigrillos de Chetumal vencieron 1-0 a los Caimanes de Cancún, en partido de la jornada 20 de la Tercera División de Fútbol Profesional.

El empastado del estadio 10 de Abril, en la capital del estado, fue el escenario en el que los Tigrillos de Chetumal recibieron ayer a los Caimanes de Cancún, en duelo vital para los felinos en sus aspiraciones para meterse a la lucha por un lugar en la liguilla de este torneo.

También te puede interesar: Logran Tigrillos dramático triunfo en Tercera División

En la primera vuelta los Caimanes habían vencido a los Tigrillos y en esta ocasión los felinos chetumaleños tenían planeado tomar venganza de aquel resultado, por lo que el duelo se había calentado desde el transcurso de la semana.

Con una excelente entrada en el estadio de las emociones, los chetumaleños recibieron a unos saurios cancunenses que habían llegado con la firme intención de regresar a casa con los tres puntos.

El partido arrancó con excelente ritmo, los Caimanes llegaron a proponer el partido, pero se toparon con una escuadra chetumaleña bien parada, concentrada y que no cedía un solo centímetro en sector defensivo.

Desde los primeros minutos las cosas estuvieron muy apretadas, Caimanes y Tigrillos lucharon por hacerse del control de la pelota y dominar el partido, aunque ninguno de los dos logró su cometido y el partido se mantuvo muy reñido, sobre todo en el centro del campo, donde la pelota se disputó a garra y diente.

Los Caimanes metieron duro la pierna e intentaron anestesiar a los Tigrillos; sin embargo los cachorros se comportaron a la altura y no aflojaron el paso, con lo que mantuvieron a los saurios en sus intentos.

Para el segundo tiempo los caimanes adelantaron líneas con el objetivo de darle la vuelta al marcador, aunque se toparon con una muralla felina que supo mantener el equilibrio en sus líneas y controlar los embates del cuadro visitante.

Pese a los intentos de emparejar las cosas, los Caimanes encontraron una imbatible defensa de los Tigrillos, que impidió su cometido y a final de cuentas el cuadro chetumaleño consiguió una importante victoria de 1-0 sobre los peligrosos Caimanes de Cancún, que regresaron a casa con doloroso descalabro.