Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUJMAL, Q. Roo.- La Sesa detectó un promedio de 31 nuevos casos de personas con obesidad en el primer trimestre del año. A la semana epidemiológica número 12, se contabilizan dos mil 784 personas con esa condición.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), el Estado ocupa el lugar número 18 en el país con el mayor número de casos diagnosticados.

También te puede interesar: Inician plan para enfrentar obesidad y sobrepeso en niños

De la península solo Yucatán supera al Estado de Quintana Roo al registrar más de cinco mil casos.

De acuerdo a los días transcurridos en el primer trimestre del año, que son 90 días, y según los casos de obesidad registrados hasta el mes de marzo, indica que al día el sector salud ha diagnosticado 31 casos entre los quintanarroenses.

Del total de casos en la entidad, dos mil 784 nuevos obesos, mil 060 son hombres y mil 724 son mujeres.

Estados como el Estado de México y Nuevo León, presentan en lo que va del año más de 14 mil personas diagnosticadas con obesidad. Mientras que en Baja California, Chihuahua y Tlaxcala, las cifras superan los seis mil casos.

Alejandra Aguirre Crespo, titular de la Secretaría de Salud (Sesa) en el Estado, indicó que están trabajando en la toma de peso, talla y medición de las personas en centros de salud urbanos y rurales para atender los posibles casos de obesidad y desnutrición.

Mencionó que han brindado capacitación a los médicos y pasantes en la prevención de desnutrición y obesidad, especialmente en infantes y adolescentes.

“La importancia de vigilar el estado nutricional de los infantes es detectar si el niño y adolescente está teniendo buen desarrollo del crecimiento a lo largo de la línea de vida, ya que puede afectar en un bajo rendimiento escolar y susceptibilidad a enfermedades, por esta razón es importante que se lleve un control nutricional, así mismo sirve para identificar si el menor presenta desnutrición o anemia, así como obesidad o sobrepeso”, dijo.

Resaltó que los servicios son gratuitos y cualquier padre interesado en saber el estado nutricional de su hijo puede acudir a los centros de salud a solicitar información.