Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En las próximas semanas, Raymundo King de la Rosa dejará la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), derivado de un acuerdo político a nivel nacional, confirmó el propio diputado local.

Entrevistado en el Congreso del Estado, dijo que una vez oficializado el registro a una candidatura federal, se dedicará a buscar el respaldo ciudadano para la contienda.

También te puede interesar: Gris dirigencia de Raymundo King

“Yo me voy a dedicar de lleno a la campaña a la candidatura al Senado y en los próximos días habrá un comunicado por parte del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en el que a través del órgano rector de nuestro partido, la Comisión Política Permanente definirá el procedimiento estatutario para la renovación de la dirigencia estatal”, detalló.

Aunque no quiso especificar la fecha de su salida como presidente de ese partido político, aclaró que será una vez que se defina el método para elegir al nuevo presidente del PRI.

“No puedo decir uno o dos días, pero sí será en este mes, antes de empezar la campaña constitucional que es el 30 de marzo”, señaló.

Al ser un proceso electoral, se espera que la Comisión Política Permanente del Consejo Político Estatal elija a quien encabezará la dirigencia estatal interina, en espera de una convocatoria por parte del Comité Ejecutivo Nacional.

King de la Rosa aseguró que su período al frente del PRI en Quintana Roo ya concluyó, por lo que en caso no lograr el objetivo de llegar el Senado, se incorporará únicamente como un integrante más para continuar trabajando por ese partido político.

José Luis González Mendoza, integrante de la comisión partidista, explicó que en ausencia del presidente, por escalafón, Alondra Herrera Pavón, actual secretaria general, subiría a la presidencia.

Sin embargo, aclaró que la Comisión Política Permanente también tiene las facultades para designar a un presidente interino.

Otro de los cambios que se realizarán, al interior del PRI corresponde a la dirigencia estatal de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), la cual estaba encabezada por Susana Hurtado Vallejo, quien renunció al PRI para aceptar una candidatura del Partido Nueva Alianza (Panal).