Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 23 mil personas perdió Quintana Roo de 2000 a 2015 consideradas monolingües (aquellos que solo hablan lengua indígena sin hablar el español) al pasar de 63 mil 629 a 40 mil 542 personas.

De acuerdo con últimos datos del censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mismos que da a conocer nuevos datos y comparaciones con años pasados, en  el año 2000 la entidad registraba que del total de sus habitantes el 7.3% no hablaba español, en 2010 era el 4.5%  y para 2015 bajó a 2.7%, es decir, en 15 años disminuyó 4.6 puntos porcentuales.

También te puede interesar: Hilario Chi busca rescatar y preservar la lengua maya

Las personas que sólo hablan lengua indígena, se les conoce como monolingües. Esta condición puede limitar su interacción con otras personas fuera de su comunidad e incluso su propio desarrollo. En el año 2000, el porcentaje de personas de 5 años y más hablantes de lengua indígena que no hablan español fue de 7.3% en Quintana Roo, este porcentaje disminuyó a 4.5 en 2010 y a 2.7% en 2015”, dice el informe del Inegi.

Es decir, que en el año 2000, Quintana Roo tenía una población total de 871 mil 625 habitantes de los cuales 63 mil 629 eran monolingües; en 2010, se tenían registro de un millón 321 mil 623 habitantes de los cuales 59 mil 473 eran monolingües y para 2015, existía una población de un millón 501 mil 562 personas de las cuales 40 mil 542 son monolingües, es decir, no hablan español.

Según información del Inegi, algunas de las lenguas que se hablan en la entidad es Maya, Tzotzil y Ch´ol, Kanjobal, Akateko, Chontal, Huave, Huichol, Mam, Náhuatl, Q´anjob´al, Totonaco, Tseltal, Tsotsil, Zapoteco, Zoque, entre otras.

Iván Carrillo Ríos, promotor cultural, indicó que la lengua especialmente en el sur del Estado se ha perdido desde hace más de tres generaciones pasadas y en muy pocos lugares se da la enseñanza del idioma para que pueda perdurar en los niños y jóvenes de la actualidad.

Actualmente, dijo que se está impartiendo clases de maya a niños, jóvenes y estudiantes de cualquier nivel en el espacio cultural de Cafebrería Huracán con la finalidad de que el idioma sigue vigente entre la población.