Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En el Estado, viven ocho mil 442 personas negras o “morenos” afromexicanos (aquellos hombres  y mujeres con descendencia africana); en Benito Juárez habitan más de cuatro mil 800 y en Othón P. Blanco más de mil 500.

En la encuesta Intercensal, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) por primera vez incluyó entre los ejercicios censales una opción inédita en la parte sobre la identidad de los entrevistados: la de considerarse “negra(o)”, es decir, “afromexicana o afrodescendiente” de acuerdo “con su cultura, historia y tradiciones”.

También te puede interesar: Festeja el Día de la Raza en 'Unidos por los pueblos originarios'

En México las personas afrodescendientes llegaron, en su mayoría, como esclavos, especialmente en los siglos XVI y XIX y se mesclaron en la sociedad, abonando a la vida cultural, económica y social del país.

El Inegi hizo en la encuesta el registro sobre las personas afrodescendientes en México, de ahí, se tuvo conocimiento que en el país hay un millón 400 mil personas de ascendencia africana y en Quintana Roo viven más de ocho mil 400, siendo en Benito Juárez donde más personas viven en cuanto a números absolutos, con cuatro mil 833.

En segundo lugar con población de estas características lo tiene Othón P, Blanco con mil 568, en tercero Solidaridad, con mil 279; en Cozumel 337, Bacalar 125, Isla Mujeres 125, Tulum 82, en Lázaro Cárdenas, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto tienen menos de 37, respectivamente.

Carlos Novelo Vega, coordinador del Inegi el Estado, dijo en su momento que cuando se le cuestionó a la gente sobre si se reconocía como raza negra o afrodescendiente el tema era percibido como algo peyorativo, aún cuando se tuvieran los rasgos.

“Fue una variable que por primera ocasión se cuantificó en un evento estadístico en México a través el Inegi y lo delicado de la propia variable inhibió la respuesta de los informantes. Nunca había sido cuantificado entre la población y al ser la primera ocasión causó mucho escozor; sin embargo, creemos que los datos obtenidos son muy apegados a la realidad”, dijo.