Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Estado registra en época invernal 55 mil 554 más casos de enfermedades infecciosas intestinales en este año con respecto a 2016, pues se registran 108 mil 571 casos cuando se tenían 53 mil 017.

De los más de 108 mil casos registrado hasta la semana epidemiológica número 46, 52 mil 578 corresponde a hombres y 55 mil 993 es en mujeres.

También te puede interesar: Verifican que vendedores cumplan con las normas de salud

La Secretaría de Salud en la entidad (Sesa), recomienda a la población a prevenir enfermedades gastrointestinales en temporada decembrina, fecha en la que se acostumbra a comprar más comida en las calles y comer frutas y verduras sin el lavado y desinfectado de forma correcta.

Luis Ángel Blanco Márquez, subsecretario de salud en la zona sur del Estado, indicó que en esta temporada, pese a la ausencia de calor la mayor parte del tiempo, es importante continuar con la prevención de enfermedades gastrointestinales.

“Es importante extremar las medidas de higiene en la preparación de los alimentos, verificar su adecuada cocción y refrigeración para su conservación, consumir más frutas y verduras en la alimentación y sobre todo desinfectarlas antes de consumirlas”, señaló.

Resaltó que para prevenir las enfermedades diarreicas recomendó a la población promover la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida, la desinfección; manejo y conservación del agua; cocer los alimentos, sobre todo pescados y mariscos; lavarse las manos antes de la preparación e ingesta de alimentos, después de ir al baño, cambiar pañales o manejo de basura.

Asimismo pidió a las personas que preparan los alimentos aplicar las medidas de higiene personal como usar ropa limpia, uñas cortas y limpias, recogerse el cabello y usar un gorro, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, evitar que los alimentos se contaminen por insectos como las moscas y que no estén expuestos al aire libre o al polvo.

Resaltó que estas medidas son de gran relevancia para que los niños y personas adultas mayores, quienes son los más susceptibles a enfermedades diarreicas, puedan tener una mejor salud en esta temporada decembrina.