Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Mauricio Góngora Escalante, ex presidente municipal de Solidaridad y recluido en la cárcel de Chetumal, promovió un amparo federal en contra de la vinculación a proceso que le dictó un juez de control de Playa del Carmen.

El recurso fue admitido por el Juzgado Séptimo de Distrito y quedó registrado bajo el expediente 347/2018, y busca combatir la decisión del juez, relacionada con la carpeta administrativa 229/2017.

También te puede interesar: Creció deuda a proveedores con Góngora

En la queja en la demanda, el quejoso alega la violación de los artículos 1, 14, 16, 17, 19 y 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La audiencia constitucional fue programada para el día 24 de abril a las 9:40 horas, en la que el juez federal determinará se le otorga o no, el amparo de la justicia de la Unión.

Fue el pasado 28 de febrero, cuando un juez de Solidaridad, determinó la vinculación a proceso de Mauricio Góngora Escalante a quien se le imputa el delito de peculado en agravio del Ayuntamiento de Solidaridad, por un monto de cinco millones 292 mil 375.93 pesos.

Las acusaciones contra el ex munícipe refieren al caso Finmart, una empresa que realizó préstamos personales a cerca de 400 empleados del Ayuntamiento de Solidaridad, durante la administración de Góngora Escalante.

Según la denuncia que interpuso, en su oportunidad, Cristina Torres Gómez, actual alcaldesa, se realizaron los descuentos de las quincenas de los trabajadores, pero nunca fueron integrados a la empresa.

Góngora Escalante se encuentra actualmente recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, vinculado a proceso por el delito de desempeño irregular de la función pública en agravio de la empresa VIP Servicios Aéreos Ejecutivos.

El caso deriva de la carpeta administrativa 151/2017, en donde están señalado al menos 11 ex funcionarios más, de los cuales, además de Góngora Escalante, tres más están vinculados a procesos.

Se trata de Gabriel Mendicuti Loría, Ercé Barrón Barrera (enfrenta proceso en libertad) y Carlos Acosta Gutiérrez, quien obtuvo el beneficio del resguardo domiciliario.