Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- En más del 50% de las viviendas de cuatro municipios de la entidad, las familias cocinan con leña o carbón para preparar sus alimentos, es decir, 31 mil 594 familias están expuestas continuamente al humo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que por primera vez plasma estos datos en el último censo, da a conocer que los municipios donde más gente cocina con leña o carbón, son José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas y Bacalar.

También te puede interesar: Crece número de personas que usan leña para cocinar en Q. Roo

En el Estado, son más de 56 mil 400 viviendas donde las familias cocinan con leña o carbón, pero más del 50% de esas viviendas está concentrado en cuatro municipios.

El municipio de José María Morelos presenta el porcentaje más alto de viviendas que cocinan con leña con un 75.1%, seguido de Felipe Carrillo Puerto con 69%, Lázaro Cárdenas con un 65.6% y Bacalar con un 63.8%.

En números absolutos significa que siete mil 0578 viviendas en José María Morelos, no usa gas para preparar sus alimentos, sino leña o carbón; 13 mil 472 viviendas pertenecen a Felipe Carrillo Puerto; cuatro mil 590 a Lázaro Cárdenas y seis mil 475 a Bacalar.

Los municipios de Solidaridad, Cozumel y Benito Juárez tienen los porcentajes más bajo de viviendas donde se cocina con leña o carbón con 4.8, 3.6 y 3.6 % respectivamente.

Aunque en el caso de Benito Juárez que tiene el porcentaje más bajo de todos los municipios con 3.6%, por su número de población ese porcentaje se traduce en siete mil 994 vivienda en esas condiciones, superando en números relativos a José María Morelos, donde  más del 75 % de sus viviendas cocina en esas circunstancias.

Mientras que en el municipio capitalino, el 16.3% de las viviendas no cocina con gas, lo que representa 10 mil 591 familias.

Luis Ángel Blanco Márquez, subsecretario de salud en la zona sur del Estado,  indicó que han hecho la invitación a la población de la zona rural para usar en menor medida la leña para cocinar, debido a que trae consigo serios e irreversibles problemas en el aparato respiratorio como es el enfisema pulmonar y hasta el cáncer.

“Mientras menos se consuma el fogón, más saludables estaremos del tracto respiratorio. Hay dependencias como la Sedeso que trae un programa muy bueno sobre las estufas ecológicas que no producen humo y tiene un mayor aprovechamiento de calor para los alimentos”, comentó.