Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Aproximadamente 500 aficionados al fútbol llegaron al Bulevar Bahía a celebrar el triunfo de México, se congregaron en el monumento Lázaro Cárdenas a desbordar pasión, por lo que se cerraron calles aledañas.

En un recorrido realizado ayer al mediodía en este punto de reunión, se pudo observar que la mayoría de los presentes eran chetumaleños y llegaban en sus vehículos, vestidos con playeras de la Selección Mexicana y todo tipo de instrumentos como silbatos, cornetas, matracas, y hasta una batucada.

También te puede interesar: Chetumaleña se prepara con el Tri femenil para el Mundial

La glorieta, donde se encuentra el monumento, ubicada en el Bulevar Bahía y la Calzada Veracruz, poco a poco se fue abarrotando de aficionados que coreaban la canción ¡México Lindo y Querido!, con vestimentas y rostros pintados de colores verde, blanco y rojo.

El claxon de los vehículos se escuchaba a varias cuadras a la redonda, mientras las llantas de los coches pasaban encima de una playera de fútbol con logos de Alemania, en señal de la victoria mexicana.

Cuando el fervor alcanzó su máximo punto, comenzó a escucharse la batucada, con ritmos mexicanos populares y reconocidos por los presentes como el ¡Olé, Olé, Olé!, y ¡Viva México!

Durante varios minutos, la multitud corrió alrededor de la glorieta levantando las banderas mexicanas, y varios aprovechaban a incentivar a los conductores de los autos, que hasta este momento podían circular por estas calles de la colonia Centro, descender para unirse a la celebración multitudinaria.

Varios agentes de la Dirección de Tránsito llegaron a este lugar y recomendaron a la afición mantener la celebración respetuosamente, que no ocasionen daños materiales a la infraestructura y no dejen las latas vacías de sus bebidas regadas por las áreas verdes.

Los oficiales procedieron a cortar la circulación en cuatro puntos de los alrededores, como el de la calzada Veracruz con Othón P. Blanco, Bulevar Bahía con Vicente Guerrero e Hidalgo y Carmen Ochoa de Merino con Hidalgo, para que los automóviles ya no puedan circular en zona de peatones, a fin de evitar algún atropellamiento.