Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los vecinos de la alcaldía de Javier Rojo Gómez denunciaron las persistentes fallas en el servicio de recolección de desechos sólidos en la zona y solicitaron solución a la problemática lo antes posible, pues se ha salido de las manos al alcalde, Apolonio Domínguez Velázquez.

En un recorrido por la comunidad se pudo apreciar las calles llenas de basura y los pocos contenedores rebosando de residuos sólidos urbanos.

También te puede interesar: Continúa arribo de basura extranjera a costas de Mahahual

Hernán Flavio Guzmán, empresario tortillero, manifestó que el problema de la basura aumenta porque no tienen un servicio eficiente de recolección.

“Vienen a recoger la basura de vez en cuando, esa ya tiene tiempo ahí, le solicitamos al alcalde que nos dé la atención suficiente y que solucione este problema, no queremos más basura obstaculizando nuestro camino. No hay frecuencia en el aseo urbano y eso nos trae malos olores, insectos, plaga, mosquitos y además contamina el ambiente, también desmejora la calidad de vida de los vecinos y eso no es justo para ningún ser humano”, dijo.

Los vecinos hicieron un llamado a las autoridades municipales, para que personal de la dirección de Servicios Públicos acudan a brindar servicio, asimismo, al personal de la dirección de Salud municipal para hacer un saneamiento de la zona.

“Esta problemática se presenta en calles y avenidas principales de la alcaldía y zona aledañas, esta situación es preocupante ya que puede afectar la salud de los habitantes del lugar, quienes se acercan a dejar la basura en los diferentes cúmulos de desechos que son focos de infecciones para ellos”, comentó.

Raúl Sandoval Pérez, empresario del lugar, dijo que son necesarias campañas masivas de descacharrización, pero que las realicen por cuenta propia, pues a finales del año pasado dejaron la responsabilidad de avisar a la población de que saque sus cacharros al alcalde del lugar, quien jamás aviso a las colonias y el programa de descacharrización fracaso.

“la política de los contenedores fue eliminada en el municipio y desde ese entonces nadie se ha encargado de plantear alguna solución o estrategia para que los vecinos puedan dejar la basura en un lugar adecuado y no tener que ensuciar ni maltratar sus calles y tampoco arriesgar su salud”, refirió.