Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Habitantes de la comunidad de la Unión ubicada a más de 120 kilómetros del Capital del Estado, demandan un refugio anticiclónico pues temen que ante la presencia de un ciclón tropical temen por la seguridad de 200 familias.

Moisés de la Cruz Díaz, delegado de la comunidad, señaló desde hace una década están solicitando que les construyan un refugio sin resultados satisfactorios al momento.

También te puede interesar:  Listos, refugios anticiclónicos en Bacalar

Reconoció que un área, en zona alta donde se les entregó terrenos a las familias que se encuentran en zona de riesgo, sin embargo, el compromiso fue entregarles viviendas y un refugio, pero no se les cumplió.

“Félix Gonzales Canto como Gobernador del Estado y de Andrés Ruiz Morcillo como Presidente Municipal de Othón P. Blanco, hicieron el proyecto, pero no tienen servicios, no hay agua, no hay luz, no hay nada, nos abandonaron y las familias nunca se salieron de sus viviendas”

Actualmente, dijo, en la comunidad no existe un lugar donde refugiarse pues en el nuevo asentamiento el Gobierno Estatal de aquella administración construyo un albergue, mismo que hoy se encuentra con más de una década de abandono, y ha sido víctima de la delincuencia quienes han robado el cableado eléctrico, así como algunas puertas, ventanas y accesorios del baño.

“Yo como delegado y los que han pasado nos han dejado abandonado el proyecto de la reubicación, ya que debido a que cuando íbamos a pedir apoyos o gestionábamos algo, nos decían que no porque estamos en reubicación y no, nos podían dar ningún apoyo, porque el pueblo cambiaria de lugar”, comentó.

Señaló que el problema se agrava toda vez que la carretera para salir del pueblo está en pésimo estado, además de ser más de 20 kilómetros accidentados, con riesgo de deslaves e inundaciones, y que de igual manera lleva más de una década sin ser reparado, por lo que se tarda hasta dos horas en recorrer este tramo que va de la Unión a la comunidad de Calderón.