Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Luego de más de cinco días de estar detenida por un corto circuito que quemo un trasformador de la fábrica, éste por fin logró ser cambiado, retomando la molienda de la caña.

Martin Barajas Linarte, Secretario General de la sección 136 del sindicato azucarero, aseguró que la falla no representa un retraso considerable.

También te puede interesar: Fallas detiene molienda de caña en el Ingenio San Rafael

Explicó que las operaciones se detuvieron debido a que en el Estado no existe este tipo de piezas; sin embargo fue conseguida y la fábrica arrancó labores de prueba para garantizar un buen funcionamiento.

Resaltó que la fábrica no trabaja con energía de la CFE, porque la paraestatal no tendría suficiente energía que proveerle a la fábrica para echar a andar toda la maquinaria, por lo que tienen sus propios sistemas de generación con la que trabajan en toda la zafra.

“La fábrica de azúcar no trabaja con electricidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), genera su propia energía a base de plantas eléctricas y a través de vapor por medio de las calderas; sin embargo para el arranque se utilizó energía de la paraestal en conjunto con la de la planta, pero un transformador se quemó y tuvimos que cambiarlo”, comentó.

Reconoció que una vez cambiado el transformador la fábrica arrancó y trabajara al menos 24 horas en prueba o lentamente, para revisar cualquier otro problema y de ahí poder arrancar y empezar a moler caña de azúcar de manera masiva a fin de que no exista más afectación a los productores ni a los industriales.

Comentó que este retraso no afectara ni es significativo pues dijo que al ser maquinaria que esta parada durante seis meses, después de ese tiempo de uso fuerte, es normal que aparezcan fallas en el arranque debido a que se están afinando los implementos que se utilizan en la molienda y por lo tanto la conversión de la vara de caña en azúcar refinada.

“La fábrica ya jalando tiene un estimado de molienda para este ciclo de nueve mil 500 tonelada diarias, por lo que trabajando arduamente se lograra ponerse al corriente en los próximos días, tenemos más de 500 obreros trabajando para que este en las condiciones óptimas para la molienda”, comentó.