Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los productores de caña de azúcar de Quintana Roo estarán recibiendo en el mes de agosto por concepto de las liquidaciones finales por la venta de caña de azúcar cerca de 780 pesos por tonelada.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación de productores de caña de la Confederación Nacional de Productores de Caña (CNPR), dijo que independientemente de que los precios internacionales bajan debido al excedente de azúcar de más de cinco millones de toneladas que existe en el país, el precio en Quintan Roo, por tonelada ya está pactado, para asegurar buenos alcances a los productores de la ribera del Río Hondo.

También te puede interesar: Falta 100 mil toneladas para concluir zafra

“Hace unos días nos reunimos con los representantes del Ingenio San Rafael de Pucté, perteneciente al grupo Beta San Miguel y nos aferramos a que nos den buen precio debido a los fallos que ha tenido la fábrica durante esta zafra”, comentó.

En otro tema, dijo que las lluvias de las últimas horas provocaron que la zafra pactada para terminar el 20 de junio se aplace al menos una semana  más, pues la mayoría de la caña que falta por cosechar está en zona baja.

“Estamos atrasados, anoche cayó una lluvia bastante fuerte que nos va atrasar, en esta semana teníamos programados que terminen Allende, Sabidos, Sac-Xan pero la lluvia de 60 milímetros, provocó que tuviéramos que mover el equipo para el levante y sí nos va afectar”, refirió.

Refirió que solo quedan terrenos bajos y la parte más afectada es la zona norte pues en la zona sur llovió menos.

“Ya llevamos un millón 520 mil toneladas, y quedan aún cerca de diez mil toneladas, diez o quince días más para terminar; nos quedan en todos los grupos cerca de 50 mil toneladas que esperan ser cosechadas”, comentó.

Indicó que han recuperado algo de lo perdido, pues la fábrica ha tenido una molienda muy mala.

Señaló que el precio del azúcar cerró en 12 mil 600 la tonelada y con un karbe de 110, dando un factor no exacto de entre 783 a 790 con los ajustes pendientes para liquidación final, y aunque el precio del azúcar viene hacia a la baja, no drásticamente, es importante seguir manteniendo los buenos rendimientos en campo, dijo el líder cañero.