Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 80 locatarios que fueron reubicados por la demolición del techo del mercado Andrés Quintana Roo han tenido mejores ventas fuera del mismo que cuando estaban en sus locales originales.

Héctor Escárcega, locatario del mercado, resaltó que anteriormente el mercado cerraba a las 5:00 de la tarde y con ellos no habría posibilidad de que vendan más productos; sin embargo, ahora que están reubicados en otra zona mientras se lleva a cabo la remodelación, las ventas han subido porque están más tiempo y a la vista de más personas de las colonias de los alrededores.

También te puede interesar:

Indicó que solo se quedaron en la periferia del mercado alrededor de 50 locatarios y el resto se encuentra a un costado, en un terreno contiguo al mercado por medio de locales improvisados de madera.

“A los locatarios les ha ido muy bien, no les ha afectado las obras en sus ventas. Haberse pasado a un costado les ha beneficiado porque han tenido mejores ventas”, comentó.

Indicó que las obras dieron inicio hace un mes aproximadamente y las autoridades prometieron que deben de estar listas en tres meses.

Señaló que de acuerdo a los avances físicos, los trabajadores de la construcción han logrado demoler todo el techo del mercado Andrés Quintana Roo, para dar inicio a uno nuevo.

Héctor Loyo Pérez, presidente de los locatarios del mercado, indicó que finalmente se les hizo justicia al iniciar con la reparación del mercado, pues se estaba convirtiendo en un peligro para los visitantes y los mismos vendedores. Las obras tardarán tres meses aproximadamente.

“Llevamos año esperando estos trabajos que se van a demorar tres meses. Ignoró los costos que están invirtiendo pero vigilaremos que se cumplan y nos entreguen un mercado acorde a nuestras necesidades”, dijo.

Comentó que en total son 125 locatarios que se beneficiarán con las obras  que se llevan a cabo al interior del mercado.

Desde administraciones pasadas, los locatarios habían advertido y denunciado sobre las malas condiciones de infraestructura en las que se encuentra el mercadito ubicado en la colonia Jardines, pero nunca hicieron nada.

El techo estaba desprendiéndose poco a poco al grado de que podían notarse las varillas corroídas.