Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Luego de cerrar la avenida Insurgentes la noche del lunes por padres de familia de Felipe Carrillo Puerto, la docente Isidora Collí Chuc pudo ser reinstalada en sus funciones. Pero quedan pendiente 60 docentes.

La entrevistada, una vez que obtuvo su reinstalación, dejó en claro que el documento sellado para que inicie este martes sus labores fue por parte de la Secretaría de Gobierno del Estado, no de la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ), dirigida por Ana Isabel Vázquez Jiménez; fue el personal de la SEQ quien fabricó expedientes falsos, según testimonio de la afectada, para poder correrla de sus funciones, tal como sucedió con 45 docentes más de educación indígena.

También te puede interesar: Casa del Niño Indígena apoya a estudiantes de la zona rural

Luego de las 12 de la medianoche, la docente indicó que en total eran  105 docente pero que con la Reforma Educativa y tras las amenazas que han sufrido por parte de las autoridades, solo quedan 45. Comentó que como docente, están pugnando para que no desaparezca la educación inicial indígena.

“Ya estoy reinstalada otra vez, no lo hizo Ana Vázquez, llegó gente de Gobernación y lo tenemos, vamos a seguir en lucha porque más docentes por ser reinstalados que están en la misma a situación. Ellos fueron quienes crearon esta situación y ellos mismos lo van a resolver”, dijo.

Comentó que en su caso, los sindicatos de la entidad no la han apoyado, porque afirma que están vendidos con el sistema, quien sí la ha apoyado en todo este proceso es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a través de abogados de la sección 22 del Estado de Oaxaca.

Antes de que la docente reciba su reintegración a sus labores, en los primeros minutos del martes, cerca de 30 padres de familia habían mantenido cerrada la avenida Insurgentes con Rojo Gómez, como medida de presión luego de que la titular de la SEQ junto con su personal, incumplió acuerdos de que sea reinstalada.

Ángela Verónica Quetzali Pat, madre de familia, mencionó que decidieron viajar la tarde-noche del pasado lunes a la ciudad de Chetumal para cerrar la avenida y quedarse en plantón de forma permanente frente a las instalaciones de la SEQ hasta que sean atendidos por las autoridades.

Sin embargo, pasaron las primeras horas del martes y ninguna autoridad de la SEQ llegó para dar solución al problema y quien atendió rápidamente y firmó su reinstalación fue gente directa del Gobierno del Estado. En ese instante, la gente se levantó y se retiró del lugar rumbo al municipio de Felipe Carrillo Puerto.