Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los 29 maestros cesados en el Estado en marzo de 2016, están de acuerdo en continuar con la Evaluación del Desempeño Docente, siempre y cuando ésta no sea punitiva.

Jorge Reyes Flores, docente de telesecundaria que pertenece al grupo de los 29, indicó que continúan en la postura de que se eche para atrás la mal llamada Reforma Educativa, misma que no tiene ningún beneficio académico, sino por el contrario, es una reforma administrativa en materia laboral. “La Reforma Educativa en la práctica no existe”, dijo

También te puede interesar: Lanzan licitación para el programa de ordenamiento territorial

Sin embargo, están de acuerdo de que haya una evaluación como siempre ha existido para el magisterio.

“Estamos de acuerdo en que la evaluación sea una obligación y el capacitarse también, pero que no sea punitiva para estar acorde con el devenir del desarrollo. La capacitación es una obligación del patrón y es una obligación del trabajador, así está en la Ley Federal del Trabajo”, dijo.

"El sindicato prefirió corromperse anteriormente con el gobierno federal y estatal para continuar con sus privilegios, antes de apoyarnos"

Remarcó que nunca se han negado a ser evaluados pero nunca aceptarán un proceso lleno de irregularidades como el actual.

Dijo que están seguros de que con el nuevo presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la cuestión educativa va a dar un giro en el país y uno de ellos es reubicar a todos los docentes que fueron cesados en 2016.

Indicó que en el caso de Quintana Roo, los docentes cesados ya se reunieron con gente cercana a AMLO, y con el mismo Esteban Moctezuma, futuro titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde le han expuesto el caso y quien les dio todas las esperanzas de cambiar la situación que hoy tienen por su despido injustificado.

Respecto a al oficio que envió la sección 25 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) al Gobierno del Estado donde pide que intervenga ante autoridades federales para que la Evaluación del Desempeño Docente sea voluntaria, dijo que es una estrategia política del sindicato que nunca quiso intervenir para ayudar a sus agremiados afectados.

“Nuestra opinión es que el sindicato prefirió corromperse anteriormente con el gobierno federal y estatal para continuar con sus privilegios, antes de apoyarnos. Ahora quiere empoderarse defendiendo a los que se van a evaluar en este ciclo escolar colgándose de la etiqueta de MORENA y de la CNTE”, dijo.

La semana pasada, otro grupo de docentes, en su mayoría pertenecientes al SNTE, aunque afirman no sentirse represados por el actual Comité Ejecutivo Estatal, entregaron otro oficio al Gobierno del Estado donde piden la cancelación de la Evaluación del Desempeño Docente.