Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Habitantes de la comunidad de Caña Brava solicitaron la presencia de un médico para la comunidad, aunque sea una vez a la semana, porque enfermarse les cuesta más de mil 500 pesos por salir en busca de un doctor.

David López Jiménez, delegado de la comunidad a 150 kilómetros de Chetumal, informó que durante décadas han permanecido alejados de las autoridades, pues desde hace mucho tiempo que ninguna autoridad se para por ahí.

También te puede interesar: Amenazan con manifestación en la Sesa si no les mandan médico

“Hay una población promedio de 250 familias, desde hace más de 50 años que se formó la comunidad no hay atención médica, el centro de salud más cercano está a 20 kilómetros, pero las enfermedades se curan con medicina tradicional”.

López Jiménez expresó que la falta del servicio médico permanente en la comunidad perjudica severamente a los habitantes, quienes al enfermarse tienen que pagar para poder ser atendidos en otros puntos, de lo contrario mueren, si el padecimiento es muy grave.

“Cada día la cosa se pone peor aquí, porque estamos en la zona limítrofe y no sabemos a dónde tenemos que pedirles que nos apoyen con un médico, no hablamos de clínicas o centros de salud, sólo con que nos manden alguien que nos pueda decir cómo atender las enfermedades”, dijo.

Alma Soraya Medina, habitante de la comunidad señaló que para salir en camión de pasaje, el costo es de 120 pesos de ida y 120 de regreso, así que nunca salen de la comunidad.

“Viajar a Chetumal es como dejar de comer una semana, ahora imagínese si nos enfermamos, pues no hay dinero; nos curamos con algunas plantas si tenemos algún dolor, pero si la cosa es más grave y no sabemos pues la gente se muere, porque no hay dinero para ir al doctor”, comentó.

Ambos coincidieron al manifestar que la principal actividad económica de los habitantes es el campo, y los cultivos que logran son exclusivamente de autoconsumo.